ANECDOTAS EDITADAS

MI MARAVILLOSO VIAJE A UTIEL (VALENCIA)

ddduntamiento

Carlitos con 9 años

Todo empezó pues como todo en esta vida, con un principio era el año 1948 y además empezó el día 1 en jueves, mi padre que seguía trabajando en Madrid y en Telefónica, le mandaron otra vez más como agente de permisos, para poner las redes telefónicas desde Valencia a Albacete y Alicante, pasando por todos los pueblos, fincas, carreteras, paso a paso con sede en Valencia capital. Donde vivíamos llevaba dos equipos de celadores y un capataz con dos camiones, salían desde las oficinas y regresaban casi de noche, mi padre como responsable y dirección pero la ejecución era digna de comentar.

El trabajo consistía en lo siguiente: Desde Madrid le mandaban los planos, con la situación de los postes y cableado, callera donde callera cuando la línea pasaba por una finca, con viñedos, árboles frutales etc…

untitledMi padre llevaba unas cartulinas amarillas con las normas de ejecución y permisos, para que firmaran los dueños de dichas fincas su aprobación y consentimiento para poder colocar los postes necesarios en el lugar indicado en el plano sin tener en cuenta donde se situara. Algunos propietarios le firmaban la autorización con desgana, a sabiendas de ser una orden del gobierno (que todos sabemos ahora qué tipo de gobierno era).

Pero siempre existía algún propietario “con mucha personalidad” que no estaba de acuerdo con nada, que no fuera lo que dijera el,  diciéndole a mi padre casi escupiendo, erguido y mirando a su familia que la tenía delante sin decir “ni pio” por si acaso y para demostrar que el que mandaba en su finca y en los demás era él.

Mi padre Junto al “mandamás” y  con la ficha del permiso rota por él  y en voz alta le dice: – ¡Por mis “cojones” usted ni nadie en este mundo me coloca un poste en mis tierras sino lo mando yo! ¿Me ha oído usted? y mi “papa” le escuchaba con educación y sin inmutarse, se da media vuelta y se marcha sin decirle nada solo: -buenos días y hasta otro día, con sus papeles bajo el brazo y el dueño pegado a él le contesta: – ¡ni otro día ni ninguno, no quiero verles por aquí nunca! indicándole la salida.

Los curritos le  decían adiós con algo de sorna y marchando a otra finca que había muchas y seguro que con personas normales a contarles lo mismo que al anterior, estos propietarios accedían porque eran conscientes del desarrollo y del beneficio que les llegaría para ellos y  la ciudad y para el conjunto de todos los españoles.

Los que no habían firmado la autorización por diversas causas, mi padre  mandaba las fichas sin firmar y con algún comentario urgente a Madrid al departamento jurídico y de allí indirectamente al conocimiento del jefe de estado Francisco Franco y sus ministros correspondientes y estos de un plumazo le mandaban un telegrama urgente a su domicilio y al de los “cojones” y le dirían “muy amablemente”.

Sr. “cojón” parece ser que se niega usted a que se pongan los postes necesarios según nuestro técnico Sr. Burgoa, cuando es un decreto y una orden aprobada por El Caudillo y se expone usted a las consecuencias graves que le pueda pasar, por lo tanto cuando valla de nuevo nuestro agente y el personal,  les atiende usted con educación y respeto y  que sea la última vez que le avisamos.

Firme usted el permiso y deje trabajar al personal o nos veremos en la obligación de mandar a la “parejita” de la guardia civil para que acompañe a nuestro agente de permisos y le aconseje que firme ¡ ESTO ES UNA ORDEN”! (esto fue así como me lo conto mi padre) ahora nos parece  extraño pero era lo que tocaba.

guardia civilesCuando mi “papa permisos” iba de nuevo ( comunicado desde Madrid) a que firmara el señor “cojones” que yo creo que ahora sería el Señor “canicas” además de darle a mi padre una cesta de fruta del tiempo (que repartía con los celadores)  y poniéndole cariñosamente la mano en el hombro de mi padre le decía: – Perdone,  “DON BURGOA” fue una rabieta sin sentido ese día no me encontraba bien se lo dije a mi familia (seguro que el pobre hombre le hubiera gustado seguir diciéndole a mi padre, ¡perdone señor agente de permisos! alto, guapo buen padre, buen jefe, buen esposo etc…y cuente conmigo y con mi familia por si tenemos que ayudarles en lo que sea, incluso llevarles el botijo).

Y yo me preguntaba con mi corta edad (8 años) que pudo pasar, que a mi papa y los celadores los echara casi a patadas de su finca el otro día y ahora con alfombra roja y toda su familia “acojonada”; valga la redundancia y encima el pobre señor nos obsequia con “frutiviris” del tiempo, vino de su cosecha y además que le diga al capataz con una sonrisa de lado a lado: – coloquen los postes donde sea y los necesarios con tal de mejorar el país,  pues no faltaría más.

postesSeguro que a mi  padre le darían ganas de poner un poste en medio del salón  o a los pies de su cama, solo por la forma de cómo los echaron de la finca, que solo faltaron los perros que ladraban como locos y no estaban atados y además hoy  no estaba su familia presente, pero si se les veía agachados en la ventana desde el interior y tras los visillos.

Bueno son cosas que me contaba mi padre, que en este siglo nos parece raro, por ello no entrare a juzgar ni comentar si está bien o mal, es algo que paso y fue eso, una anécdota. Pasado un tiempo, en una finca también grande, cerca del pueblo de Utiel coincidió con un propietario con un carácter, alegre,  inteligente y con don de gente que le gusto a mi padre e hicieron una gran amistad, que duro hasta la muerte del señor llamado José (no digo el apellido por respeto a la familia) que fue mi “tío José” por orden de el mismo.

Como sería la amistad, que nos acogió en su casa a mi hermana y a mí un buen tiempo, vivimos una temporada larga en su casa de la Plaza del Castillo (llamada a si porque fue una plaza de armas del desaparecido Castillo de Utiel en el siglo diecisiete), en una vivienda de dos o tres plantas, su negocio era una agencia de transporte Utiel-Valencia.

Contare varias anécdotas curiosas que ahora en este siglo  sería imposible de hacer estaba en el año 1948 : en los días que no tenía colegio o por las tardes, frecuentaba una tienda de alpargatas y zapatos (pocos) llamada “Alcantarilla” (hubo otro personaje famoso llamado Esteban Alcantarilla pintor que fue hijo predilecto de Utiel años 1856-1936) seguimos en la tienda cerca de donde vivíamos y  la Plaza del Ayuntamiento para más aclaración dicha tienda estaba y está en la calle Real número catorce, el dueño era una gran persona,  inteligente, fuerte, bonachón, siempre sonriendo, con bata gris, no estoy seguro pero tendría 50 años y yo 8, pero le quería y lo admiraba como a un amigo y la edad no era ningún obstáculo y además creo que fue una experiencia sana para los dos.

Nos sentábamos en la puerta de su tienda, con dos sillas de mimbre una grande y otra pequeña (que me la compro expresamente para mí) como dos adultos, comentábamos nuestras cosas, yo le escuchaba con la boca abierta sus historias cuando era joven y vivencias de antes y después de la guerra, yo ahora creo que sus historias me las contaba, por su ansiedad de recordar su vida pasada, que a nadie le interesaría, excepto a mí a su amigo Carlitos, que era como me presentaba a su familia y amigos.

Todo lo que me decía o contara era como una aventura para mí, es más creo que él fue mi primer promotor para poder escribir mis vivencias actuales incluso hacerme más fácil mi trabajo como aparejador y aprender cómo se tiene uno que comportar con los demás y la prueba está en estos escritos sobre él, hace solo sesenta y siete años y me parece que fue ayer cuando le vi por primera vez.

Además de vender alpargatas y nuestra complicidad, también vendía los ataúdes que tenía en sótano almacén de la tienda, para los difuntos que yo me acuerde no se “moría nadie “o no me lo decía (justa medida él era muy sabio) el caso es que de vez en cuando, bajábamos el señor Alcantarilla (así le llame siempre)  mi amigo, al sótano a limpiar los ataúdes colocados en estanterías, que podría a ver por lo menos diez unidades.GGd

(Esta!!! Esta!!!)

Mientras el limpiaba yo me metía en algunos de ellos, sin tapa claro y le comentaba a mi tutor dentro de mi ignorancia infantil: – !parecen cómodos, son muy bonitos! había uno pequeño, blanco que era de mi medida y le dije a mi socio de aventuras, ¿me puedo meter en esta caja?, él no me hizo caso o no me oyó, estaba haciendo otras cosas y me introduje dentro del ataúd blanco con ribetes de oro, me pareció una preciosidad y le dije desde el interior boca arriba: -!Señor Alcantarilla esta caja, me la guarda usted para mí! eso si me lo oyó, vino corriendo y me saco en volandas de la ataúd, y me abrazo contra su gran cuerpo y con todas sus fuerzas que casi me asfixia y me dijo con lágrimas en los ojos: – ¡Esta no cariño¡ , “porque la tuya yo no quiero tenerla en mi poder”  (que frase más ocurrente y sabia digna de un hombre como el).

Cuando me bajo de sus brazos, aparte de poder respirar hondo, me quede un tiempo pensando, que es lo que quiso decirme, cerró la puerta en silencio con llave, nunca estaba cerrada así, pero la cerro para que su amigo Carlitos no entrara nunca allí de “ninguna forma” y que se quedaran esos féretros vacíos (aunque en esos años los féretros eran las camillas donde transportaban a los muertos) donde debían estar…. solos y a oscuras.

Nos se volvió hablar  de aquello. Siendo yo mayor casado y con mis dos hijos fui un año, a ver a mi amigo Alcantarilla, y ya no vivía, ya no tenían los ataúdes, hacía tiempo que había fallecido, pensé dentro de mi tristeza y recuerdos, que mi ídolo de correrías y aventuras en su sueño eterno, se llevaría aquella ataúd blanco con ribetes dorados al “cielo”, y seguro que me esperaría en la puerta del “lugar donde se goza de la presencia de Dios” sentado en su silla grande de mimbre y a su lado una silla más pequeña vacía para cuando llegue su amiguito Carlitos.

bolletY volveremos él y yo a estar juntos en la puerta de la tienda, sentados en nuestras respectivas sillas de mimbre, comiendo aquel chocolate llamado “Bollet” de forma cilíndrica, con la fórmula tradicional Valenciana envueltos en papel de estraza, típicos de Utiel que siempre tenía en el cajón del dinero.

Mientras saboreábamos el dulce chocolate casero, estoy seguro que él desde donde este seguiría viendo pasar a los vecinos y saludar a todos, y yo me veía muy feliz y vendría mi madre como siempre y al verla seguiría  yo con mis aires de grandeza, pero se iban rápidos porque yo necesitaba el amor de ella y aunque fuera en la eternidad su niño estaría siempre a su al lado  y ella vendría con una sonrisa, de las tantas que ofrecía al cabo del día, y le diría a mi compañero al levantarse para saludarla: -!A ver si dejas tranquilo algún día al señor Alcantarilla! y el la diría sonriendo: – !No señora Cloti, me encanta su hijo, sus batallitas, sus cuentos infantiles, es un buen niño y además es mi… AMIGO!

Bonito sueño el mío, cuando me entere de su fallecimiento y que en gloria este. La gran amistad con él y su familia, era como la mía. Total siempre le he recordado y le recordare, aprendí mucho de él era pequeño, pero lo que me decía era como el chocolate que comíamos él y yo, lo ves, lo saboreas, lo digieres y lo eliminas, pero el “dulzor” se te queda para siempre, no lo olvidas tengas la edad que tengas.

Pero esta historieta real, sirve para rematar otra que tiene algo que ver con mi recordado amigo señor Alcantarilla. Fue que yo enferme con una pulmonía doble en Utiel, a punto casi de morir según mis padres y en un momento de fiebre y delirio junto a mi cabecera de la cama y parece ser que hable delirando y en voz alta con mi padre, mi madre, mi hermana y demás familia en casa del tío José y dije: – ¡Mama, mama!, dile al señor Alcantarilla que me deje el ataúd blanco con ribetes de oro, que conocemos los dos y me lo guarde para mí”. “Mis padres casi se mueren antes que yo”, no sabían nada pero si sabían mi amistad con mi amigo, que vendía alpargatas y ataúdes, pero no tanto hasta llegar a dejarme entrar en un ataúd. La venia todos los días a verme, cuando estuve malo y convaleciente, con su bata gris y su chocolate “Bollet” que tanto nos gustaba a los dos.

Me cure no sé si por el chocolate, o por los besos de mi madre, el caso es que volví con mi amigo el señor Alcantarilla, a la puerta de su tienda, sentarme en mi silla de mimbre bajita, junto a él con su silla de mimbre más grande, saludar a los vecinos comiendo chocolate cilíndrico, comentar las nuevas batallitas, pero nunca volví a entrar al cuarto fúnebre, por orden de mis padres y de mi amigo, el que me quería el que me aconsejaba, el que me regalaba chocolate y  su mayor regalo fue: SU AMISTAD, su enseñanza, sus consejos y sobre todo aquel abrazo que me dio cuando me saco del ataúd blanco con ribetes de oro que nunca fue para mí, según me dijo en su día, mi compañero, mi amigo, mi consejero que tanto aprendí y que nunca le olvidare……”EL SEÑOR ALCANTARILLA“.

Después de estos acontecimientos, bueno será que cuente con detalle dos pequeñas historias pasadas en el mismo pueblo Utiel y en la misma fecha y fueron estas.

Los días que no pasaba con el señor Alcantarilla, yo era el “policía” de la zona donde vivíamos, en la plaza del Castillo cerca del Ayuntamiento, pues bien mi padre, el alcalde y el tío José a sabiendas de mi fantasía infantil, me propusieron ser el policía más joven del pueblo, en el despacho del alcalde me dieron un revolver de juguete que mi padre compro en la feria con su cinturón correspondiente, el alcalde una insignia de policía caducada, y el tío José no sé cómo se le apaño una gorra de policía, y claro esta las órdenes oportunas de la autoridad, como que mi cometido era que toda las puertas de calle de la plaza estuvieran limpias, sino… multa que te crio.

 uti-ayuntamiento2014

 

 

 

 

 

  Plaza de la Villa (Ayuntamiento)

                                                          

Yo me creí todo tenía 8 años para cumplir 9 y la aventura era fantástica, así que a cumplir las órdenes de todos mis “jefes” que parecían muy serios,  y corriendo a decírselo al Sr. Alcantarillar, estaba barriendo la entrada, paro de barrer cuando me vio llegar,  yo me acerque y me pregunto ¿pero cómo vas vestido si pareces un policía? Y le conteste muy serio – ahora soy policía me lo ha dicho el Sr Alcalde, mi padre y el tío José y vengo a decirle que ya nadie le va a usted multar porque soy su amigo, me miro muy serio me paso a la tienda y me dijo -No Carlitos ahora eres la “Ley” y hay que cumplirla para bien o para mal, porque la “Ley” no entiende de amigos.

Dentro de mi corta capacidad y solo por la admiración que me profesaba no le dije nada no sabía contestarle, me dio un trozo de chocolate y me paso la mano rozando mi corto pelo de mi cabeza y me dijo -adiós pequeño policía y me fui contento, pero la frase que me dijo se me quedo grabada o tatuada en mi memoria,  que me sirvió para ejercer ese derecho a cumplir siempre con La Ley.

No tarde mucho en ejercer las órdenes dadas, puerta que veía sucia , picaporte que arreaba y la dueña en la puerta, mirando a un enano con un ojo vago con gafas, pantalón corto, alpargatas blancas y sucias, medias medio bajadas y un pistolón que me llegaba hasta las rodillas, una chapa pegada o más bien tiraba de la camisa y una gorra azul sobre mis gafas, la señora no daba crédito a lo que veía, pero reaccionó diciéndome: – ¿Qué quieres Carlitos?,  y mirándola la dije -yo el “policía” (que conocía esas frases por las películas, mis tebeos del F.B.I. y de Roberto Alcázar y Pedrín) la conteste: – ¡Señora, tiene usted la entrada sucia¡ por lo tanto la tengo que multar por orden del Sr. Alcalde, yo creo que no me oyó ni lo de alcalde, pego un portazo y me dejo en la calle, mirando al picaporte de bronce que era una mano agarrando una bola, eso me pasaba con casi todas o todos…. ¡NO ME HACIAN CASO¡.

¿Sabéis lo que hice con algunas vecinas o vecinos que se reían de mí y me mandaban a la “mierda”?; pues recogía de la calle las “cacas” de perros que veía (que eran muchas) y las colocaba en las puertas de las vecinas que fueron antipáticas conmigo, y que no me vieran junto a mi respectivas entregas, del “policía” que les había “multado” y que fueron varias.

Un día que estaba sentado con mi amigo el señor Alcantarilla en mi silla de mimbre pequeña, saboreando el delicioso chocolate “Bollet”, paso el alcalde y me dijo: -¡hombre “pequeño policía” a ti quería verte!  ¡Quiero darte las vacaciones que te mereces, dame la placa y la gorra que te la guarde y yo me lo creí me lo mandaba mi  “Jefe” pero la verdad fue, que hubo varias quejas al alcalde y que no tuvo más remedio que…despedirme.

Esta otra historia, ocurrió casi cuando me venía con mis padres a Madrid, en la agencia de “mi tío José” muchas noches, pues hacíamos una pequeña y ligera cena con los empleados y un servidor. Cuando casi habíamos terminado, uno de ellos dijo: – “podíamos comernos una sandía del camión”,  pues dicho y hecho, ¿a que se imaginan a quien le toco ir a por el postre?, pues acertaron a un servidor el voluntarioso Carlitos, se trataba de ir al camión aparcado al final de la calle Santa María peatonal poco iluminada, con callejuelas a un lado y al otro, pues allí fui contento, cantando, silbando en una palabra estaba orgulloso de hacer algo que me mandaran los mayores; pues bien me subí a la caja del camión, levante la lona y rebusque con la vista la sandía más gorda, que siempre está al lado de las menos gordas, la baje como pude la agarre con fuerza y ¡Ala!, camino a la agencia por esa calle peatonal tan semi oscura y las poco iluminadas callejuelas adyacentes, bajaba como subí pero, con una carga pesada y delicada.

fantasmaCuando iba llegando  a la altura de  la Iglesia Parroquial de La Asunción de Nuestra Señora (del estilo Gótico Isabelino en el siglo dieciséis con una altura aproximada de veintitrés metros y es la joya de la ciudad) que la veía por sus suaves luces, oí una voz como de ultratumba (dejamos la frasecita al aire) que decía: -¡Caaaaarliiiitooooos, doooooonde vaaaaaas con una sandía robadaaaaa¡, me pare en seco, casi se me cae la dichosa sandia, del susto porque si  se cae al suelo con lo grande que era esa noche nos quedamos….sin postre, no quería mirar la callejuela de donde salía esa “terrible voz”, y pensé como pude las soluciones que tenía. A. Volver al camión dejar la pesada sandia donde la cogí por eso de robarla B. Sujetar fuerte la dichosa sandia cerrar los ojos y si pudiera los oídos y correr todo lo rápido que fuera hacia la agencia soltar el “postre” cayera donde cayera y esconderme debajo de cualquier mueble y C. Meterme en la Iglesia con luz o sin luz, feliz porque allí no entran los fantasmas, me comería la sandía y lo que no pudiera comerme lo dejaría en el “cepillo”.

Casi sin darme tiempo escogí la B/ y  avance casi con los ojos cerrados y llegue a la callecita maldita, y otra vez la vozarrona llamándome, no pude aguantar más y mire de ”soslayo” (mirada que se hace oblicua y no de forma directa ) , avance corriendo, que yo creo que volando hacia mis salvadores, en la agencia medio iluminada, tuve tiempo de ver al “fantasma” que era un cuerpo alto cubierto con una sábana blanca e  iluminando su horrible cabeza que no veía, llegue exhausto a la puerta de la agencia, los pase como si no estuvieran, me escondí tras el mostrador, asome la cabecita y vi bajar al falso fantasma con la sabana entre sus brazos e iluminando el suelo con una linterna, y cuando llego y se juntó con los sonrientes compañeros, se acercaron a mí escondite y me dijeron todos sin soltar sus sonrisas al unísono: – Y la sandía Carlitos ¿dónde está?   Y yo un poco menos asustado, les dije con asombro…

“PREGUNTAR AL FANTASMA QUE SE LA DEJE EN PRENDA Y SINO MIRARLE LA SUELA DE LAS ALPARGATAS QUE LLEVARA PEGADAS LA CARNE JUGOSA DE ATRACTIVO COLOR ROJIZO”.

                                                                                                 

ddutiel  Lugar donde se desarrolla toda esta historia

Terminada mi historia en ese maravilloso y recordado pueblo, es de recibo que exponga sus cualidades como población…….UTIEL en el año 1645 fue uno de los primeros pueblos que recibió el nombre de Ciudad y el año 1851 quedo englobada a la provincia de Valencia siendo actualmente municipio de la Comunidad Valenciana (sobre su origen del nombre UTIEL hay varias teorías pero la  más creíble es la considerada por una deformación del latín Ottiello que significa “Montículo”. Perteneció a los Visigodos y a los Árabes,  recuperado finalmente por el Reinado de Castilla la ciudad pertenece a Valencia, (que el año 1885 se inauguró la línea ferroviaria Valencia – Utiel). Dicha ciudad está situada en un anti plano a orillas del rio Magro, en la comarca de Requena. UTIEL cuenta con más de doce mil habitantes, su auténtico flujo es el vino con Denominación de Origen, posee una bodega que es la mayor de la Comunidad Valenciana, el gran sector ganadero cuenta con varias granjas de porcino, avícola y lana que por todo ello y unido al turismo junto al trabajo de sus maravillosos habitantes.

(Su eje principal son la calle Santa María y Real que convergen en la plaza de  La Villa actual Ayuntamiento centro del casco antiguo).

Convendrá recordar esas fiestas locales tan maravillosas que se celebran año tras año que son:

  • Fallas, celebra sus fiestas en San José en cuyo día se queman las fallas como en Valencia.
  • San Isidro Labrador, se celebra el 15 de Mayo.
  • San Juan Bautista, el 24 de Junio.

Y ahora las fiestas más importantes las patronales, en honor de la Virgen del Remedio del 6 al 15 de Septiembre donde se realiza una procesión que va desde la Ermita hasta Utiel, incluidos actos lúdicos y religiosos.; sin olvidar Semana Santa y Carnavales.

romeria virgen del remedio

 

A esta magnífica ciudad UTIEL se le augura un brillante y próspero futuro en colaboración de sus habitantes más preciados. ¡ENHORABUENA!.

VAMOS CON ANECDOTAS GRACIOSAS.

(Primera parte)

Al ser tan “graciosas” (según mi humilde opinión) y con el fin de que no os pongáis malitos o malitas, he dividido las anécdotas en “siete partes” y así no os cansáis y podréis hacer otra cosa “juntos”.

QUÉ BONITO ES COMER …EN FAMILIA 

Esto es una historia de mi “cosecha”. En una casa que parecían normales los que vivían en ella, uno de los días que iban a comenzar a comer el padre sentado en un lado de la mesa y mirando a su esposa y al hijo de quince años les dice con cara de pocos amigos (este dicho nunca lo he entendido, yo tengo pocos amigos y no miro con esa cara y miro al mundo normal).

Seguimos con el padre – vamos a ver familia ¡estoy muy harto de que cada vez que me siento a comer con vosotros no hay vez que no se hable de la “mierda” a ver si por una “puta vez” no se habla de ella, empezaremos  hoy ¿de acuerdo queridos? Y los dos madre e hijo a “dúo dinámico” le dicen –tienes razón y te prometemos que hoy no hablaremos de esa palabra tan fea y además huele mal y el padre tan feliz y contento les dice pues… ¡Comamos!

1Empiezan a degustar la sopa de fideos finos con ansia y al  niño se le posa una mosquita en el plato queriendo participar en la comida y de paso darse un baño, entonces el joven dice en voz alta ¡VAYA MOSCA DE LA MIERDA¡ y la madre deja de saborear la sabrosa sopa con algún fideíllo en la barbilla y aprovechando la ocasión, dice también en voz alta ¡hombre a propósito de la “mierda”¡ ¿QUIEN SE HA LIMPIADO EL CULO CON MI TOHALLA? el padre casi con la boca llena de sopa y  con cara de asustado dice mirando a su esposa ¡A MI NO ME MIRES QUE HACE CINCO DIAS QUE NO CAGO¡. Posdata las promesa son para cumplirlas, aún más las referente a las CACAS y menos mal que no iban a hablar de….Ella.                                                                                                                                       

ESTA, CON PERDON

Una de las tantas masturbaciones masculinas llamada “de taponcillo” consiste cuando  estas en el momento “clímax” ojos en blanco y cara de imbécil y antes de que salga lo que todos los hombres sabemos, pones el dedo gordo (si puedes claro) en la salida y provocas el “taponcillo”. Y TE SIRVE  PARA OTRA VEZ.

UNA SIMPLE y ORIGINAL OPERACIÓN

2Un enfermo que tuvo un accidente y tiene la cara desfigurada ni boca ni nariz, le operan y cuando está en la habitación el médico le dice ¡se ha salvado de milagro ¡  “está usted vivo” pero hay un pequeño problemilla y es que no puede tomar alimentos ni sólidos ni líquidos por la boca durante unos meses largos, pero hay una solución y es tomarlos por el culo, con una jeringuilla los líquidos y con un embudo lo sólido, mirando y  diciéndoselo también a la enfermera, que estaba pensando ir a comprar a Carrefour lo que le faltaba, se espabila y dice ¡DE ACUERDO SEÑOR!

El enfermo que tenía un hambre “de las que ni te cuento querido” dice “si”  moviendo la cabeza de arriba abajo varias veces y deprisa, el doctor da instrucciones a la enfermera (que había dejado de pensar y ahora cavilaba si tenía bastante dinero) asintiendo con la cabeza y el listo galeno se marcha tan serio a decir otra “gilipollez” a otro pobre enfermo

Pues bien llega el día “H” de hambre y la hora “C” de culo, el hambriento enfermo antes de que trajera los manjares, la enfermera se coloca en situación pone el trasero desnudo y “peludo” en pompa, la cabeza sobre la almohada y las manos agarradas a los barrotes de la cama y a dos patas, cuando la mártir enfermera entra en el habitáculo y ve el espectáculo (veréis que estas dos palabras hacen juego con el culo) que se la presenta y piensa ( madre mía que escena, si llego a saber que tenía que hacer esto a un enfermo hubiera sido “castañera” o dependienta de Carrefour) sin más preámbulos)  le coloca un “babero cular” para evitar manchar las “canicas” del pobre hombre.

3Le introduce la parte final del gran  embudo (que según el6diccionario dice que es un instrumento para canalizar líquidos y materiales granulares sin derramar ni una gota) y le dice al enfermo como si fuera la camarera de un restaurante “hoy tenemos cocidito completo muy bueno señor” ¿le parece bien? y el “malito” mueve rápido la cabeza varias veces pensando ¡Jope que suerte he tenido con lo que a mí me gusta el cocido ¡

4Empieza la función entre nalgas, primero la sopita  de fideos finos templadita sin formar grumos, después los garbancitos sueltecitos incluso el negro (como no lo ve) su carnecita, su choricito y un trocito de morcillita de Burgos por eso de que no le repita, alguna patatita aplastada, un poco de repollito y  no mucha verdurita por eso del flato.

Termina la enfermera y hace un comentario jocoso en voz alta al enfermo que estaba asimilando lo introducido, cerrando y abriendo el orificio anal (ojete) y dejando salir algo parecido a un “eructo” de satisfacción,  ¡pues sí que tenía usted hambre señor, se ha metido usted entre “culo y espalda”  dos platos en un embudo¡ y el enfermito dejándose caer sobre la cama boca abajo la dice por escrito  ¡ha estado todo muy bueno yo creía que en los hospitales se comía mal pero no, tenía todo un “sabor” muy bueno, sobre todo la morcillita ¿era de Burgos verdad?.

5

El pobre hombre para seguir con el acontecimiento la dice por escrito “a estado todo muy bueno, pero cuando como cocido suelo tomarme de postre un cafetito corto y una copita de castellana y ya para rematar un purito, la fruta no puedo ni verla me suele dar cagalera.

La enfermera va por el café y (la copita y el purito lo deja para otra ocasión para cuando sea su cumpleaños) carga la jeringa para caballos de café con poca  leche  y se lo introduce en el “ojo oscuro” y empieza a entrar el líquido sin atasco y cuando lleva casi la mitad de la jeringa, el pobre enfermo, hace movimientos bruscos, patadas,  moviendo las manos, golpes en los barrotes. Etc. ¡para que pare! y la señorita asustada le dice ¡Dios mío perdone¡ ¿Es que está muy caliente el café? Y el enfermo escribe… ¡NO “joder” que se le ha olvidado echar la cucharadita de… “AZUCAR” y está muy  “SOSO”!

UN VENDEDOR  POCO  AMBULANTE

7Un gitano, gitano de pura casta, estaba vendiendo cerca de un supermercado sentado en una silla de tela playera comprada por la noche, medio rota (ver foto) y lo que ofrecía era fruta supuestamente robada.  ¡Fruta barata muy buena¡ y se le acerca un señor de esos que no paran de “joder la marrana” (también la frasecita de toda la vida tiene lo suyo) sin ánimos de comprar y le dice ¿oiga usted? cómo puede vender fruta robada a unos pobres agricultores que  trabajan todo el día,  labrando sus tierras   para poder comer la familia y pagar sus impuestos. 8Y le contesta el furtivo vendedor sin levantarse de la vieja silla de tela playera y tocándose el ala de su sucio sombreo y le dice al hombre  ¡oiga “señor”  ! usted zabe lo que ez eztar toda la noche cogiendo la fruta zin que te vean con unos nervios de mucho cuidao mirando a tos laos por zi a cazo biene alguien, venderla pendiente que venga la policía que me duele el cuello de mirar pa todo los laos y con lo que zaco de dinero para comer mi familia y pagar los “impueztos” y que zepa uzted que yo zoy un ladrón pero “muy honrao” y zino preguntele a mi “mujer la pobrecica” que está en la cárcel.

 UN HUELGUISTA MUY…HOLGADO.

Un manifestante en una huelga de las tantas por desgracia de trabajo, que fue tan grande la huelga del parados, que a uno  se le paro hasta el… reloj y un manifestante se paró tanto y tanto que se le paro el corazón y….murió de no hacer nada y siguió parado.

Otro que estaba en la huelga agitando una gran bandera gritando a grito “pelao”  ¡Queremos trabajar!  ¡Queremos trabajar! Se le acerca un señor bien vestido con pelo blanco (porque parece ser que los que tienen el pelo blanco además de ser mayores parecen buenas personas excepto los que se lo tiñen) y le dice -le he estado observando, por los gritos y por los comentarios con sus compañeros, usted parece ser que es uno de los que más lo necesita y uno de los que más ganas tiene de trabajar y por ello me he dicho que usted se lo merece  -tome mi tarjeta y mañana valla a verme que ya tiene usted trabajo y el manifestante gritón, coge la tarjeta con una mano porque con la otra sujetaba el palo de la bandera, la mira   se la guarda y dice  – Valla hombre de dos mil manifestante que somos  va usted y me escoge a mí, pues lo siento señor es que  no ve que estoy muy “ocupado”… Pidiendo Trabajo.   

 UN LIMPIO CABALLERO

9Estamos en un pueblo de España, de esos que todavía “cagan” al aire fresco y en el corral, se casa un hijo “casta de bruto” como el padre o más,  invitan a casi todo el pueblo y a un familiar que vivía en la capital con poderes y dinero asea un “pijo”, 10la boda bien como siempre en esos casos buena y abundante, comida mucha, bebida, buen postre y regular los puros  ¡que se besen! ¡Qué se besen! como si nunca se hubieran besado  y ahora tienen que besarse con toda boca llena  de grasa, si se ponen a pedir que también pidan que ¡que hagan el amor! ¡Que hagan el amor!, total el baile ¡La conga de…! rifa de la corbata a trocitos y la media de la novia también a trocitos que alguno piden también “la braga de la novia a trocitos”, porque cuando acabe la  fiesta como estará dicha prenda.

Cuando se despide en la sala, el familiar con un empacho de caballo y viendo los problemas de “cagadas” que existen en la casa,  no sabe cómo hacer sus necesidades cagonas de inmediato y luchar con los animalitos de corral,  ni hablar, él no es un espadachín para batirse con el cerdo y decide corriendo y sin respirar buscar algún sitio de la casa para soltar el “lastre” que llevaba y que iba a salir de un momento a otro y vio el cielo abierto con una gran maceta con grandes hojas verdes y rojas (preciosa y bien cuidada) 11 en el pasillo, saco con cuidado las altas hojas con sus raíces y tierra, puso el culo encima de maceta y soltó una “traca”  (porque la música seguía sonando que sino, se creen que era una invasión de marines) alegría desbordada en la cara del cagón, limpiándose el sudor frio, pero limpiarse el culo ni hablar ya se lavara en casa y volvió a meter la tierra y las hojas y satisfecho a la cama y  a soñar  con un inodoro blanco y limpio.

Al despedirse con los saludos de rigor, le regala al padre del novio un paquetito muy bien envuelto y se larga para la ciudad tan campante feliz  pues había pasado un buen día a no ser por el asunto “cagón.

Pasados unas semanas recibe  una carta del padre del novio diciéndole. Querido Luis gracias por el regalo llamado por ti como “slip” -pero te rogaría que me dijeras como se pone esta prenda pues me estoy volviendo loco. Recibió la contestación del fino familiar con una nota….Muy sencillo te lo pones con lo cagado para……. ATRÁS.

12Al cabo de otras semanas recibe otra carta, del pueblo diciéndole -gracias por la prenda pero me lo puse y me aprieta mucho mis “partes íntimas”, pero ese no es el motivo de esta carta es para decirte, ¡que nos digas por favor donde “cagastes” ! porque llevamos una semana durmiendo en casa de un amigo, “los animalitos se han muerto todos”, las plantas marchitas sobre todo una maceta con hojas verdes grandes traídas expresamente de china para mi mujer, que esta con una depresión de elefante y en el pueblo más de uno se quiere irse a la capital…Os dejo a vosotros que penséis la contestación

(SEGUNDA PARTE)

 UNA DE EQUINOS

1Militares pasando lista a los equinos en el cuartel, el soldadito con el ganado y el teniente tomando nota (que el único caballo que había visto en su vida era uno que le echaron los R2eyes Magos de cartón y  con cuatro ruedas) y el soldado muy seguro(otro que se crio en zona de mar y solo había visto un “caballito de mar”) y en voz alta, iba diciendo los nombres de una lista que le habían dado mirando a su “superior” haciendo algún comentario sobre ellos y quedar bien para que le dé un permisito que son las fiestas en su pueblo esta semana -caballo árabe que no me extraña que no venga cuando le llamo no entiende el español mi teniente, “mangalarga negro” este no me extraña el nombre porque siempre quiere montarse a las yeguas mi teniente, caballo “Real marrón” este debe de ser solo que  monte el Rey y  Reina, “ Asturcon canela” en rama aumenta el soldadito, “poni”  este c3aballito como es tan bajito, debe de ser para los niños del Rey y el teniente para demostrar que estaba enterado y sabia de lo que iba diciendo, le dice al soldado muy serio y en voz alta ¡Bien soldado vuelva a su sitio con lo que me ha dicho…me “CUADRA”.

 

LOS CARTELITOS NO SE LE DAN ….BIEN. 

Aquel enfermo anciano que no ve tres en un burro (ni el burro empalmado)4 en la consulta del oculista, lo primero a la enfermera que le mira la tensión ocular y luego le vera el oftalmólogo y el hombre le dice a la enfermera al salir gracias “doctor” y en la sala le vuelven a llamar para que le vea el oculista se levanta agarrado a su mujer y se dirige a la puerta con otra enfermera en la puerta llamándole, se acerca y la dice soy yo “doctor”, le mandan sentarse en una banquetita giratoria para que el médico le vea.

Cuando el medico se aleja para encender el cuadro de letras y signos, este hombre se le gira la banqueta y se sitúa con la cara en una puerta de la sala y el medico sin mirarle le dice  ¡a ver señor! me dice usted que letra es esta  y le señala con una barita y el pobre hombre forzándose y guiñando los ojos  mira un cartel que tenía la puerta en tamaño gigante  SA- LA- DE- CURAS y  y le contesta el oftalmólogo, ¡No señor! -vamos a probar con las letras que estoy seguro que las vera, y le giran la banqueta y enfrente lejos para él la carta  iluminada con signos y letras de distintos tamaños.

5El doctor con su barita y cerca de las letras y muy orgulloso le grita (el enfermo no veía pero oír, oía hasta la “bufita” que se tiro el doctor con disimulo al levantarse de su silla) a ver señor dígame que letra es esta en el “cuadro iluminado” y el pobre hombre le dice achicando los ojos como los de Bruce Lee e intentando llegar alargando el cuello……QUE CUADRO DICE USTED.

A VER SI MIRAS POR DONDE VAS.

6Uno enamorado de su novia, estaba harto que le dijeran que veía menos que un gato de escayola, incluso con esas gafas con cristales culo de vaso, un día le dice a su amada – para que sepas que veo perfectamente, mañana te lo demostrare en el prado donde paseamos todas las tardes porque estoy harto de decir que yo veo normal un poco corto pero normal.  Llego el día y el “cegato”, muy listo coloco en el árbol un alfiler con un trocito de papel clavado, para demostrar que veía bien, colocado unas horas antes y contando los pasos desde el árbol hasta la futura colocación de su amada novia.

Llega la novia se saludan con un beso, otro y otro bueno que sino pasa por allí un labrador se tumban y hacen “guarrerias y la dice –te voy a demostrar que veo perfectamente y con disimulo mira los árboles y le dice a su amor ¿ves aquel árbol grueso a la altura de tus ojos y una nota clavada con un alfiler? y ella que veía perfectamente el bulto que le había quedado al novio en la bragueta le dice – yo no veo ninguna nota en ese árbol -pues yo si la veo  dice el muy chulito.7

Acompáñame y te lo demostrare, avanza unos pasos para dirigirse al árbol…..y tropieza con una “VACA” y además el árbol gordo que señalaba era un PALO CON UNA SEÑAL que decía “Prohibido hacer Guarrerias.

HAY LA BEBIDA!!! HACE “ESTRAGOS” 

Un borracho bastante bebido después de una partida con los amigos y dejar la tasca vacía8 de vino, va camino de  su casa era tarde y además lloviendo a cantaros (vaya frasecita os imagináis que en vez de caer gotas de agua cayeran cantaros) bueno el caso que este hombre, llega a la puerta de su casa totalmente empapado por fuera y por dentro y piensa “ahora llamo a la parienta que ella no estará como yo y me abrirá la puerta y a dormirla”.

9

María, María ábreme la puerta que esta “RELAMPANDO” y estoy “enlluviado” y a si varias veces, a la tercera vez sale la mujer al balcón  y le dice ¡ya te he oído ¡ y veo como bienes y que pena me das,  porque como vendrás que no sabes decir…..”RELAMPAMPINGUEANDO”.

UN VAQUERO  EN  EL   “FAR WEST”.

11Estamos en el “viejo oeste” entra un vaquero en un bar de10 “matones” y “bandidos asaltantes de diligencias” disimulados (pero si te fijas bien lo notas rápido) por esa puerta de madera de lamas y de vaivén, que si eres bajito no ves nada, solo si te aúpas y  cuidado con que salga algun perdedor por un puñetazo en la cara de alguno mas fuerte que el y sale disparado a la calle de tierra y luego entra como si no pasara nada.

13Bueno estamos con el vaquero nuevo en esa plaza, va  con12 dirección a la barra del bar y tropezando con algunos vaqueros que le miran con desprecio, los que llevaban la ropa limpia y nueva  de colores a cuadros con un pañuelo de color en el cuello ese era un vaquero rodando en Almería y si veías a otros sucios trajes ajustados camisas de un color esos eran del Cañón del Colorado (que por cierto donde se rodaba había sido zona de ensayos de la bomba atómica).

14Estos vaqueros que andaban por allí o sentados  incluso con jugadores de póker con cara de “póker” y la señorita que canta una canción horrorosa que no la conoce ni su padre, que nunca se sabe quien es,  ligerita de ropa   y dando alguna colleja al pesado de turno y con la mano apoyada en el hombro del pianista que tiene  un pitillo medio apagado en la boca y un vaso de wiski encima del viejo piano.

El vaquero que es el que nos ocupa se posa en la tapa del mostrador con líquidos volcados y  a un lado el borrachín de siempre, con barba de varios días y viejo, el otro que le mira con ganas de desafiarlo a pistoletazos y de frente el barman como todos limpiando un vaso con un trapo y un mandil algo sucio, detrás el clásico espejo que rompen todos los días y viene corriendo un operario de Carglass y lo soluciona rápido, porque en la trastienda tiene un paquete de lunas en previsión. 

Se acerca al manchado mostrador que apestaba a whisky y Dios sabe a que mas, apartando a los de siempre pegados en la barra con la vista perdida junto a la escupidera de color bronce que siempre atinan y gira haciendo ruido,  llama al camarero o barman con voz fuerte y le dice  -he tu dame un “Vaso de Leche” el barman le mira con asombro y de paso a los demás y el resto de los sucios y sudorosos vaqueros o mineros que nunca encuentran oro y sin afeitar asistentes que no paraban de burlarse incluso haciendo gestos y cacareando como las  gallinas.

El vaquero oyendo las risas, gestos, burlas señalándole y para demostrar que puede ser como ellos de “machote” le vuelve a decir al camarero que le tenía de espaldas y gritando…BUENO TU PUES DAME EL VASO DE LECHE…”PODRIDA”.

 

ERA UN CONCURSO DE FORZUDOS

La prueba principal era para demostrar ser más fuerte que los demás con un premio en metálico (bueno también algún billete) y un documento que lo acredita como campeón, tenías que doblar una barra de hierro delante de un jurado y espectadores con caras de fuertes y de que hago aquí.

15Sale el primer “cachas” casi dos metros, pecho como un piano de cola, piernas sin pelos como las patas de un elefante un calzón muy pequeño llamado “taparrabos” pero este de eso nada sería de “tapa colín”, saluda al público sonriendo como cuando tú ves ganador sus fans(tres), coge la barra de hierro  mirando a los suyos, se coloca la dichosa barra en los riñones por la espaldas e intenta doblarla por la cintura, en resumen gemidos, gritos y algo más que casi se caga (bueno no lo sabemos), la cara roja como media sandia sin pepitas, los dientes apretados que se le veían por la postura de la boca que parecía una puerta medio abierta, los ojos cerrados que se le notaban los globos  como si se salieran o explotaran con lágrimas casi negras y las piernas ya no eran de elefante eran patituertas curvadas y temblando, todo ello a la vista de los comensales asustados y apartándose por si explotaba, no fue así desistió dejo caer la barra que le dio en los pies (lo que le faltaba) curvado y con las manos en sus caderas y a paso lento llevado por los tres “fans” y su madre que llevaba la ropa de su hijo pensando (ahora tendré que comprarle ropa como la de “Quasimodo”), se dirigieron a la salida de atrás (que según las noticias tardaron casi una hora) y no antes de pegar una patadita a la inocente barra que estaba más derecha que él.

Se oye al presentador ¡alguno más! -es que no hay fuertes en esta ciudad y  entre el barullo aparece otro forzudo, parecía un armario ropero de cuatro puertas (sin espejos) un pecho con dos tetas como los cojines de un sillón para ver la tele, pero solo la presencia daba miedo verle, porque era todo el puro musculo, el vientre era como si llevara cosido varios sacos de tabletas de chocolate sin leche ni almendra Nestlé, mirando a las damas (que también las había fortachas y otras que no le miraban) y dijo casi gritando ¡ “Dejadme solo que sois todos unos baldaos ¡ (menos mal que no le dejaron solo) avisa a sus compañeros que le esperen fuera que en un minuto nos vemos con el premio, el diploma y lo celebramos a lo grande.

16Sube a tablado levanta los brazos haciendo la señal de forzudo, se aprieta las manos y florecen los músculos que casi se le salen del cuerpo, coge la famosa y tiesa barra (que más de uno quisiera parecerse) sonriendo a sus amigos que ya iban camino de la salida, se la coloca por la parte de atrás de la cabeza, ósea en la nuca con un cuello parecido a “uslero” el toro que mato a Manolete, con una mano que parecía una sartén de un cuartel, a cada lado de la barra y apoyada en su abultada nuca, los brazos como si estuviera  crucificado y empieza la función, movimiento por aquí y ahora otro por allá y el ultimo “clavado” la cara casi sin ojos de cerrados, la boca era como la de una olla a presión sin tapa, la cabeza pelada como una sandía por fuera claro, mirando al suelo, las piernas abiertas y con un slip negro que dejaba señal de un pequeño bulto sospechoso (vale aclarar que a la mayoría de los forzudos les crece los músculos pero el colgante no) ¡aprieta! ¡Aprieta! da un  grito  de alarma, de terror  y nada de nada se había quedado mudo.

La barra no podía soltarla de la tensión pegada a la nuca que forzaba a tener la cabeza mirando al suelo  sin poder soltar la barra (parecía suya), se fue agarrado por sus cuatro fans, con las piernas entre paréntesis, como si se hubiera cagado, hasta el camerino que casi no entra por la postura de crucificado, a los diez minutos aparece una compañera con la barra de las pelotas intacta y diciendo que les había costado quitarle la barra porque parecía que había nacido con ella y el maltrecho forzudo pudo decirles a sus amigos en la salida lo de… -mirar tíos la juerga la dejamos para otro… día.

Sigue el animador de la fiesta ¡Alguien más que cerramos el chiringuito y adiós campeón y premio ¡mirando al público de un lado a otro, cuando casi iba a despedirse entre la multitud u recoger la limpia barra de hierro, se oye una voz más bien fina de un joven que dice gritando ¡YO PUEDO HACERLO!  -pues acércate que te veamos.

Cuando apareció ante él y al público, mirando a un lado y otro diciendo, madre mía si pareces un lápiz Alpino, las dos piernas eran como los palos de un pincho moruno, los brazos como la cuerda de colgar la ropa, le vuelve a mirar y entre las risas del público les dice levantando las manos ¿queréis que este joven tan escuchimizado pruebe doblar la barra?

Y todos a unísono y a grito pelado como los espectadores de Nerón solo que sin leones ¡SI…SI QUE PRUEBE ¡pues dicho y hecho toma “fideo”  ahí tienes la barra es toda tuya. El futuro forzudo coge la pieza que tiene que doblar, se coloca frente al público que le miran con  asombro, algunas se tapan los ojos, otros comentan entre ellos, unos fumando deprisa echando humo hasta por la orejas, otros rascándose el culo (que no sé a qué viene pero puede suceder) y los de atrás no querían ni verlo, pero sería porque deberían de estar muy lejos del escenario y los de fuera no sabían nada.

17

El orgulloso y convencido forzudo coloca la pierna derecha doblada noventa grados sobre una banqueta metálica que había solicitado, que el presentador se la dio con mucho gusto, puso l

(TERCERA PARTE)

 

UN  PADRE  CON  GANAS  DE  HACER  EL “BIEN”

Le toca a una familia que atravesaba una jornada de pobreza de esas que duran años, el papa sin trabajo, la mama para acompañar a su esposo y el jovencito para no hacer de menos a sus padres, total los tres con más hambre que el enfermo sin cara ver en el Blog de Risas de Alto Voltaje el episodio Una simple y original operación.

Un día que tocaba comer algo parecido a un cocido, lo extraordinario es que había en la cacerola varios garbanzos que estaba hasta tres “negros”, había una nota dentro del puchero que decía ¡el chorizo, la morcillita, la punta de jamón, la carne y el pollo habían salido urgente a otra casa que los trataran mejor¡ pero  en el caldo de esta familia había un hueso atado a un cordel para guardarlo en la próxima sopa.

Tengo noticias que en algunas familias parecidas a esta, tenían colgado de la lámpara centrada en la mesa, un cordel con un buen trozo de jamón mas seco que la mojama, que la madre acercaba al plato la sombra que producía sobre la sopa hacia un efecto como si estuviera en el caldo y si eran judías pues colgando un buen chorizo o una morcilla, la madre cogía unos cabreos cuando  bajaba de la lámpara el embutido y se encontraba que lo que bajaba de lo alto era el cordel con la chapa de identificación y que no había forma de saber quién había sido aunque los torturaran.

1Sigamos con esta familia de tres, cuando intentaban saborear la clara sopa que mirabas al fondo del plato y podías leer la marca y el diseño, el jovencito ansioso con los ojos casi en blanco y mirando a su padre,  y a punto de hacerse pis, tenía la cuchara con “sopa” en sus finos labios y oyó a su padre decir lo que nunca hubiera querido oír ¡Escuchar a ese pobre hombre en la calle pidiendo algo para comer¡ -siempre hay alguien casi peor que nosotros que lo pregonan en la calle y a grito pelado.

2Os acordáis el otro día domingo que vino otro mendigo acompañado de un viejo oso, un burro y una cabra y en el centro de la calle sin salida tocando su trompeta hizo que nos asomáramos todos los vecinos a los balcones y escuchamos  atónitos lo que decía el  mendigo.

Decía del oso; a ver si dais algo de comer al oso y si podéis también un par de “SAPATOS” también “pa” el OSO, o aquello de una propineja para la cabra subiendo una escalera de tijera y decía ¡ la cabra sube un peldaño¡ y por último el burro  diciendo.3 ¡Estén atentos los señores que mi burro Nicolás recorriendo los portales se parara en el balcón señalando con la cabeza arriba y abajo al hombre más Borracho de la colonia con perdón, hostias los balcones se quedaron 4vacíos de varones pero el burro Nicolás, se paraba en uno de los balcones y meneaba la cabeza arriba y abajo que por cierto sabíamos todos los vecinos, que el asno había acertado y terminaba diciendo a ver si pueden dar unos pantalones y una camisa…también “pa” el burro.   

Después de contar el padre esa anécdota para cortar el hambre que tenían, le comenta a su vástago, ves hijo la gente por comer ya no saben qué hacer. Mira al niño y le dice – anda Julito sal al balcón y ofrécele un plato de sopa a ese pobre señor. Julito que estaba casi en coma con la boca abierta al máximo para que le coja la mayor cantidad de caldo de camino al balcón y con ganas de ahogarse de sopa, casi se atraganta al oír esas palabras tan ofensivas y que le interrumpían su hambre con la cuchara vacía.

No podía hablar no podía articular palabra, preguntándose antes de ir al balcón  que como era posible que su padre fuera tan esplendido y gilipollas, sino teníamos para los tres como vamos a tener para un mendigo, que sería capaz de comerse la sopa mojando la servilleta de tela y comérsela a cachitos y llevarse la cuchara como recuerdo que locura, intento no hacer caso y con la cuchara llena de sopa intento llevársela a la bocaza, pero su padre le paro el intento y el niño no sabía si morder a su padre la mano o meter la cabeza dentro de la cacerola y beberse toda la sopa y que nadie metería sus narices en el hambre que tenía, pues no fue así su padre le invito a empujones y que saliera al balcón a decir lo que su papa le ordeno.

Mirando de soslayo a su amado plato de sopa y la brillante cuchara dentro, llego al balcón y mirando con desgana a derecha e izquierda no vio al mendigo por ningún lado ¡MILAGRO ¡puedo comer mi sopa y lo que sobre (bueno lo que sobre será chupar el tenedor y el cuchillo que estaban en la mesa de adorno).

5Cuando se iba a dar la vuelta y correr hacia la mesa sopera, sin querer vio y oyó justo debajo del balcón la cabellera despeinada y sucia del hambriento mendigo, ¡por favor algo de comer que llevo varios días sin llevarme algo caliente o frio a la boca ¡ Julito pensó ( coño pues tenga la boca cerrada) se asomó y vio al mendigo mirándole con su cara sucia, su perro que solo le faltaba hablar sin dejar de olerle el culo, le dio pena al niño pero pensando en su sopa, le dijo al pobre hombre casi sin voz para que no le oyera su padre y asomando su cuerpo fuera del balcón le dijo ¡He señor que me ha dicho mi padre que si no se va usted  ¡Que baja y le da… POR EL CULO ¡

El pobre hombre y el perro que pululaba por ahí oliendo culos y por si había algo para comer, casi le da un “telele” al mendigo,  mira al balcón que estaba vacío que ya se encargó de dejarlo así el niño y siguió la ronda de pedigüeño y pidiendo de comer, no sin antes mirando al balcón con miedo una y otra vez, por si salía el “violador”.

6Cuando el “joven correo” llega a la mesa, e intenta coger su cuchara la llena de sopa y metérsela entera en la boca como si fuera un ritual y antes de que llegue el caldo a su paladar oyó lo que no deseaba oír, ¿Que te ha dicho ese pobre hombre? Como si estuviera sordo el seguía con su sopa, pero su padre casi escupiéndole en la oreja le dice “Me has oído querido” y Julito le contesta casi con la boca llena de sopa  que procuro tragársela  con ansia  ¡claro papa ¡y me ha dicho que no quiere subir tres pisos  solo por un plato de sopa.

El “papa samaritano” le contesta a su hijo que casi tenía la cara dentro del plato ¿pero cómo puede ser? -Seguro que no se lo has dicho bien y con cariño, ya verás hijo cuando se lo diga yo con todo el amor del mundo QUE seguro que aceptara mi proposición, casi se atraganta pero siguió tragando y mirando el plato de su padre ausente que iba camino del balcón.

El padre murmurando, -no se puede confiar un asunto tan delicado a un niño, la culpa es mía pobre hijo mío (que solo piensa en comer tendré que racionarle no vaya a ser que reviente) menos mal que el niño no le oyó porque si no, le diría a su padre (¿Qué reviente? pero si tengo telas de arañas en el culo) y seguía su padre murmurando -ya verás cómo ese mendigo cambia de opinión cuando se lo diga yo… Alto y Claro.

7Se asoma al balcón y el mendigo casi alejado le llama a voces ¡ he señor venga por favor ¡ el mendigo como no tenía otra cosa que hacer aparte de pegarle alguna patada al perro para que dejara de olerle el culo, se sitúa bajo el balcón y mira muy interesado y con la mosca tras la oreja (bueno una no varias por cierto)  al  papa de Julito, que estaba acabando con lo que quedada de la sopa de su padre y encerrarse en su habitación por lo que le vendría después pensando (pero que me quiten lo bailao) y su padre a grito pelado desde el balcón y  con orgullo, satisfacción mirándo  la sucia cara del mendigo, junto con una barba negra y guarra de la ostia de tiempo, con un perro detrás de el que le parecía que le estaba oliendo el culo

8Quería decirle señor, que lo que mi hijo le ha ofrecido por orden mía, es con todo mi corazón y cariño y sobre todo que sepa usted ¡QUE AUNQUE SEA “POQUITA” COSA LE CALENTARA EL CUERPO” el mendigo y el perro pegado al culo salieron corriendo diciendo al que le ofrecía tal “regalito” y a voces…SINVERGUENZA eso se lo mete usted a cachitos por su culo….So “MARICON”.

AQUEL BOXEADOR

Sube al ring dispuesto y convencido de que estaba la pelea “chupada” y le seguía diciendo su manager animándole en el rincón del cuadrilátero limpiándole la cara de un sudor frio como de miedo, ¡estas hecho un animal¡ pobre contrincante seguro que estará temblando de terror al verte, y este miraba al otro boxeador que estaba “leyendo el Marca”,  y de vez en cuando miraba al tembloroso contrincante con cara de “bestia enfurecida” haciéndole ver con señas, que cuando salga no le va a dar tiempo ni a dar un paso, dejo de soñar y suena la campana, los dos en el medio del ring unos saltitos unos pasos para atrás y otros para adelante (parecía que estaba bailando la “yenca”.

En uno de los quiebros el rival le atiza en el mentón un puñetazo que le hace temblar las piernas, sigue bailando y le sacude otro en el hígado y terminado en el rostro, lengua fuera, protector en el suelo, boca torcida mirada a su rincón sin ver a su manager (pediría auxilio pero le daba vergüenza), otro golpecito que casi se arrodilla ante el que le estaba dándole “la hostia”, quiso responder con algún ademan de alcanzar a su contrincante, pero ya no estaba a su lado, porque iba camino de su rincón con “traje de gitana” y meneando el trasero y él ni cuenta no oyó ni la campana solo oía el trinar de tres pajaritos sobre su cabeza,

9Sentado en su banqueta con el manager limpiándole la cara y algún moratón y un poco de sangre, ¿Cómo voy le pregunta? Y le contesta su entrenador ¡ QUE COMO VAS ¡ pero si lo tienes matado esta sangre es de él, te rehúye, te tiene miedo le tienes casi “grogui”  y en el próximo round ¡ lo machacas ¡ y pensó a ¿que todavía quedan más asaltos?. Suena la campana sale convencido altivo y con la cara colorada y la nariz como una berenjena no le da tiempo a dar un paso y ¡ ZAS ¡ un puñetazo en la ya maltrecha  nariz, que se la deja como si nunca la hubiera tenido ósea la cara plana, medio se tambalea no sabe dónde está, “llama a su mama”, mira al frente y lo único que ve es una cosa redonda negra brillante y calentita de cuero, con alguna manchita de su sangre que se aproxima velozmente hacia su casi desconocida cara  ahora no solo oyó la campana sino que estaba abrazando al manager de su fiero contrincante.

10Otra vez en la esquina recordando como bailaba en la boda de su hermana, y como su mama le acariciaba su carita, cuando una voz del exterior le decía casi a gritos, ¡SIGUE ASI…  TU DALE ¡ que ya lo tienes totalmente grogui, esta que no se tiene, eres un fenómeno no sé si te va a durar este asalto sal y machácalo, pero el en su nube como puede y sin verle tenía los ojos tapados del hinchazón, le dice – “pero estas seguro que le tengo casi KAO” ¡ CLARO JODER NO HAY MAS QUE VERLO ¡ ( menos mal que no le veía porque su contrincante estaba en el rincón haciéndose la manicura en pies y manos junto con su mujer y niños ( eso es lo que vio ).

Pero la realidad era que ya tenía frente a él esa cosa negra de cuero en su cara  y el en su mundo estaba esperando que sonara la campana de salida y la que oyó fue la de  llegada a su rincón, seguía el dañado  boxeador con la cara  y las orejas como una hogaza (tipo de pan redondo de gran tamaño recién salido del horno, brillante y sonrosado) las orejas casi en llamas, las piernas eran temblonas y con calambres y los ojos como si llevara un antifaz morado. Pues bien escuchando lo que le decía su entrenador, de que tenía a su contrincante tocado y casi grogui  le dice al  al oído (no tenía ni fuerzas para gritar) – pues tío si me ves que estoy perfecto boxeando y tengo al otro tocado ¡PUES VIGILA PORQUE HAY ALGUIEN QUE ME ESTA DANDO UNA PALIZA Y NO Le VEMOS!

a otra pierna como las patas de una “Garza diurna” coloca el centro de dicha barra justo encima de la delgada rodilla doblada (que  no sabía lo que la iba a llegar de un momento a otro, que si lo hubiera sabido no le hubiera dejado doblar la pierna y que se” joda” y  que no concurse que estaríamos todos mejor en casita viendo la peli en tv. El coleccionista de huesos)   bueno seguimos con el forzudo y su rodilla que parecía más bien el codo y agarrando la barra con una mano a cada lado, respirando hondo  la eleva por encima de su coronilla alborotada mira al tendido de caras incluso de espaladas y baja con fuerza golpeando el hierro sobre su rodilla asustada por lo que le venía encima y se oye un “crik crak” y dice el fideíllo con voz hilada….- ¡YA ESTA ¡

Y el comunicador casi sin mirarle a la cara, junto con el público, unos con las manos en la cabeza, otros mirando al de al lado, otras haciendo calceta y los demás o restantes pues pensando que lo de comer alitas de pollo…nunca. Pues bien el director del acontecimiento abre los ojos y sin mirar la barra ni la pierna, le dice al voluntarioso “fideíllo” -Que ya está ¿el qué? y contesta casi sin voz y en el suelo con la barra sobre su delgado cuerpo…….pues que va a ser. LA PATA ROTA.

VAMOS HABLAR DE “LA LOGICA”

Dice el diccionario de la lengua española que LA LÓGICA es un razonamiento, discurso y además es una ciencia. Pues bien un servidor, el de ustedes, por mi experiencia y horas de vuelo, les voy a comentar, que en la mayoría de los casos la “Lógica” no existe; para demostrarlo pongo hechos reales, muy comunes que me han ocurrido, incluso amigos, vecinos, el que pasa por aquí, en este momento, y otros como ustedes.

¡SOMOS  NOVIOS!... Una pareja de novios van al campo a “pasear” se paran en un lugar poco vistoso, (que no te vean),ella, se sube la falda y se baja las bragas, él (muy rápido), se baja los pantalones incluido los calzoncillos , ¿qué creen ustedes que van hacer la parejita?. Pues bien, lo Lógico, es que se pongan hacer de cuerpo (vamos a cagar), por ello voy a demostrar que la “Lógica” no existe en este caso, porque en vez de “jiñar” se ponen los dos a…………“follar”.  

  REFLEXION:!si al campo vais a merendar… llévate un condón y así además de comer podras fo…..

¡ UN LIGÓN Y UNA TÍMIDA SEÑORITA!… Esto que cuento puede ocurrirle a cualquiera, a mí me paso en mi época, allá por el año 1960. Los jóvenes solíamos ir a bailar a locales con tocadiscos, todos los domingos, estos con el propósito de encontrar pareja.

Todos estos recintos eran casi iguales, sillas en las paredes y en el centro la pista del bailoteo, las sillas reservadas para las féminas, nosotros de pies o bailando. Al principio entras como si fueras alto, rubio, ojos azules, mirada penetrante, sabiendo que todas te están observando.

Eso es lo que todos deseamos, pero la realidad es todo lo contrario que daré fe de ello más adelante. Lo primero que sueles hacer cuando estas dentro, es echar un vistazo al “ganado” después de hacer el recorrido observe qué en una esquinita había una jovencita mirando al suelo, seguí observándola como cuando pasa por delante de ti el coche que siempre has querido comprar, seguimos con la “joya”, tenía el pelo largo, blusa, cuello alto, las piernecitas juntitas, zapatitos de charol y las manitas una sobre la otra encima de su falda.

Me dije para mí, creo que para pasar la tarde es la adecuada, se la veía tímida, recatada, vergonzosa ósea una “alhaja”. Lo “Lógico”, es que cuando me vea y la diga: – “¿quieres bailar conmigo?”, ella conteste: -“¡Si, si, ya te había visto! estaba deseando bailar me parece estupendo….vamos”. Pero como digo, que la “Lógica” no existe a la prueba me remito.

Esto es lo que paso: me acerque como pude estrene zapatos ese día, llegue como pude, como un pistolero en el salón, me acerque tanto que casi la piso,(es más creo que la pise) la dije en voz entrecortada con algún “gallito” : – “Señorita, ¿quiere bailar conmigo? ni levanto la cabeza, ni se inmuto, ósea ni caso estaba ocupada con tocarse el dedo gordo del pie maldiciendo al que la habia “pisado”, la repetí, mi ofrecimiento, pero esta vez me oyeron casi todos, mala suerte, se había acabado la música, casi tengo que bailar con todas porque me asustaron sus miradas.

Pero sigamos; cuando levanto su cabecita y mirándome de abajo a arriba (digo de abajo, porque creo que era su postura)dijo: -“¡Mira guapo no puedo bailar contigo por tres motivos: el (a) porque soy “más tímida que la ostia” (b) te he estado observando tus movimiento, valla movimiento, parecías un pistolero de mierda, miradas, disimulo, hablando solo y he decidido yo solita que eres el tío más feo y gilipollas que hay en esta sala y (c) si, me has pisado sentada…que no harás bailando. Así que date el bote y que corra el…….aire. Ahora que me dicen ustedes? Lo “lógico” en esta dama no era como aparentaba y resulto ser una señorita que estaba en lugar equivocado y con la persona menos adecuada.

  REFLEXION: i Si ves una señorita calladita, sal corriendo porque que te puede dar………….Una patadita!.

¡UNA MALA PASADA!………. Continuo con la matraca de la “Lógica, este caso tan desagradable (todo hay que contarlo) le paso a un amigo mío que me lo conto pasado un tiempo, lo “Lógico” es que no le hubiera pasado, pero no fue así, además es rarísimo que te ocurra y a él le sucedió y nunca lo olvido por ser un asunto tan desagradable y comprometido y como sigo opinando que la “Lógica no existe 

les cuento con pocos detalles para no dañarles la sensibilidad. Mi sufrido amigo estuvo saliendo con una señorita muy bien puesta muy “educada” y “muy fina” lo que paso, fue un día de los tantos que se besaban, ese maldito día fatídico cuando estaban los dos saboreando ese beso de despedida que suele ser el más largo, el más concentrado, el más deseado y el más apretado, el llamado a “tornillo” lengua incluido (perdonen tanto detalle pero me permitió contarlo en ese preciso momento, ojos cerrados)…ocurrió.

El noto un movimiento extraño en ella, pero él pensó con “lógica” que era síntoma del gozo; pues no, la “Lógica no existe” lo que paso ,que a la chica le vino desde la zona estomacal un “gran eructo” sin sonido, solo fluido, largo y oloroso que recogió, mi querido y desafortunado amigo que cuando lo tuvo en su poder lo soltó de inmediato por sus agujeros nasales quedando en su interior los diferentes sabores de una comida de cinco horas, se soltaron de ese abrazo, no se miraron, uno agacho la cabeza, otro salió corriendo, me imagino que al enjuagarse total todo un desastre, no volvieron a verse , me comento con sorna: – “el próximo beso en ayunas” .

Estarán ustedes de acuerdo, de que la “Lógica no existe”; me explico lo más “lógico” es que esto, lo que le paso a mi amigo (que estuvo sin dar un beso incluso a su mama, seis meses y si los daba se encomendaba…al Señor) no tenía que haberle pasado. Esas cosas suelen pasar cuando uno está satisfecho de una buena comida y durante el proceso, también cuando te crees gracioso y provocas un eructo con gran sonido, también significaba que si eructabas delante de tus compañeros, al terminar de comer era señal de que la comida había sido un éxito.

REFLEXIÓN: Si comes y besas y sientes un eructo, come pero no….beses.

¡ UN ASUNTO DE “ESCAPES”!… Tenemos otro caso de que no fue tan ” lógico”. Esto paso en una reunión de amigos y amigas que quedamos en vernos en la calle para ver donde íbamos a pasar la tarde todos contentos, alegres, todos nos conocíamos, excepto la señorita Rosita que era una nueva amiga que uno de los nuestros nos la puso por las “nubes” (pues no nos engañó el amigo) educada, buena estudiante, buena hija y por supuesto buena amiga.

Estábamos absortos en nuestra conversación cuando el “amigo de la amiga” dijo:- “¡ Mirar por allí viene Rosita!”. Paramos de hablar y nos dedicamos a observar esa maravilla de amiga; llego, la hicimos el corro de bienvenida, una mano por aquí, besitos por allá y en un momento de silencio llego el saludo a un servidor, que era el último de la fila, ella estaba un poco alejada de mí y para saludarme y darme la Manita. Ocurrió lo “Lógico”y es que no pasaria nada, pero paso, al hacer Rosita (la cantaora) el impulso de darme la mano, ella tan tímida, educada y todos callados (por ser yo el ultimo y del pequeño esfuerzo para acercarse y ofrecerme su pequeña mano).

Se le escapo un sonado PEDO, con acompañamiento de un pedorreo, que todos escuchamos con gran admiración y algunas risitas escondidas, (la verdad es que a mí me dieron ganas de aplaudir) pero no era el momento, pero Rosita se “marchito” cambio de color, todo fue un poema, nadie hizo ningún comentario, (no sin ganas).

En aquella época año 1955 éramos muy educaditos lo que si quedó en el ambiente fue un olor a repollo espantoso. Pobre Rosita, quiso huir, desaparecer pero se la convenció de que eso le pudo ocurrir a cualquiera; es verdad!! ¿a quién no le ha pasado de tener ganas de tirarte un gran pedo? pero por decoro lo asfixias y así evitas el sonido pero no el olor y el espanto del entorno. Bueno Rosita (culo flojo) estuvo toda la tarde calladita (de todo) la mirada perdida y creo por las posturitas con el culo…..prieto. Por lo tanto de “Lógica nada de nada”.

REFLEXION: Cuando vayas a conocer a unos amigos o un montón…lleva en tu bolso…un tapón.

RISASDE

¡ UNOS DIENTES VOLADORES!...Este caso me lo conto mi tía Lola (una de las cinco rosas). Ella residía en Paris y allá trabajaba de costurera. Me conto un día de los que venía a España en Madrid a vernos durante varios días, lo que paso con unas amigas en Francia.

Todas eran mayores de edad algunas pasaditas, un día quedaron varias para ir a bailar (en España y en esos años 1950, de bailar solas con esa edad ni hablar, se decía que eran ligeritas de “ropa”), se citaron con amigos de la misma edad y pretensiones, todos españoles. Antes de irse a bailar, uno dijo: – “¿Os importa esperar a Jorge un amigo mío y os lo presento?”.

Como es normal en estos casos dijeron que sí y siguieron charlando, pero una de ellas (según decía mi tía era la más presumidita de todas, además se creía la más guapa, joven, educada) pues bien, esta “donis” estaba más pendiente del que venía, que de los que estaban allí para poder ella ser la primera en ver al “mosquetero”, que como expresaba su inquietud de protagonismo. Pues sencillo, mirando de un sitio para otro poniendo la mano en forma de visera, brazos en la cadera en jarras, deditos en la boca y los deditos tocándose los “piños”.

 Por fin apareció el veterano galán, la tal Eloisa saltando de sorpresa dijo a sus amigas. ¡Mirar, mirar! ya viene por ahí” pues bien…lo “lógico”,es que no pasara nada y Luis saludara a todas y se fueran a bailar y… ¡Santas Pascuas!; pero como según un servidor no cree en la “Lógica” esto es lo que paso… El gesto que hizo Eloisa para señalarla con su uñita larga pintada, se enganchó en la dentadura postiza y voló por los aires, fue volando con tal fuerza que casi le da en la cara al solitario galán que además no puedo evitar pisarla, en su totalidad, dejando a Eloisa, compuesta y sin …dientes.

Las compañeras muy amigas, intentando recoger los dientes sueltos 8 incisivos 4 colmillos 8 premolares y 12 molares total 32 piezas por los suelos, todos “mordiendo el asfalto”: – ¡Madre mía dijeron todas!, (que disgusto para Carmen), ella deseaba sonreír al nuevo, quería estar guapa con su fila de dientes comprados, colocaditos y ahora el labio superior casi dentro de la boca la parte inferior, su labio hundido enseñaba una encía rosada lisa o un espejo, total, todo un drama dental.

Alguna amiga, intento recoger los dientes uno a uno, otras, recoger parte de las encías de plástico y entregárselo a la amiga sin consuelo a ella la sin dientes, cuando vio el detalle de sus amigas, llorando dijo: – “¡grafías, grafías, compañeras!. El resto no lo cuento, peor no me “acuerdo. Lo que quisiera recalcar que también en este caso la “Lógica” no existe pues a la prueba……me remito.

REFLEXION: Si esperas con impaciencia al nuevo pretendiente llévate, “pegamento” para………..los dientes.

LO QUE EL VIENTO NOS DEJO:…….….Lamento,seguir,con la matraca,de que, “La Lógica”no existe y la prueba de ello,y después de varios casos ya expuestos,os contare,un asunto que creo y aseguro,que a todos nos ha pasado,una de esas cosas después de que a ocurrido, nos lo decimos a nosotros mismos, por  vergüenza, no lo comentamos con nadie,aunque sepamos que es “lógico”,yo creo que NO.y vamos a demostrarlo, con un poco de humor, que es lo que se merece.

Lo que voy a narrar por escrito,le pasa o le paso,a la mayoría de los mortales,sin categorías,ni cargos,resumiendo a todo bicho viviente, a uno le viene,en un momento ,intimo en cualquier lugar,día,mes o año,te viene de sorpresa,o sin ella incluso,sin ganas o descuidado,unas ganas terribles de tirarte,un gran “pedo”,según el lugar, situación o asistencia,lo intentas sujetar,lo aprietas,te pones colorado incluso pálido,pero al final,lo tienes que soltar,con  sigilo,en un concierto,en un cine,en una sala de espera ,que diga ¡silencio por favor!,como si el “amigo”,que intenta salir,supiera lo que es, el silencio, o las ordenes pero al final,el maleducado sale,ese cabrón,que tanto insiste,en salir,con lo calentito que debe de estar dentro y que algunas ,que casi,te prende la tela,bien ese pedazo de pedo. Lo Lógico es que salga sin pena ni gloria,sino como,un fluido fisiológico o como un aire,pues no,por eso me remonto a que la”Lógica” no existe.

Pues mirar y escuchar,ese pedo,que estaba,en nuestro interior,disfrutando,se le ocurre sin avisar que quiere salir, al exterior con todas sus consecuencias,sin pedirte permiso como todo el mundo cuando dependes de alguien,y sobre todo en algunos lugares,pues que dirán.

Pues como casi siempre no hace ni puto caso,el sale con todas las consecuencias,no tiene ningún reparo, no nos respeta, sale  y  ya esta ¿pero como sale? lo “lógico” es que saliera, como un señor, calladito, limpio, mudo, inoloro ; pues no, sale a media voz, ruidoso, oloroso,con resplandor y como, un pedo rebelde, dejando, huellas por donde sale, en nuestra ropa interior, de todas las marcas y colores,que te enteras después,no en el acto sino,después,cuando uno mira, mosqueado,la prenda afectada, observas, con rabia manchas como de nicotina,y te dices,¡pero sino fumo!,claro ya se  lo que es .

Total amigos con este caso tan común doy por terminado,que lo “lógico” no existe, porque en este caso, tan sencillo este desobediente pedo,tenia que salir, poco ruidoso,discreto y sobre todo de un olor suave osea que se pueda sobrellevar,no como el que nos precede,matón y marcando su………personalidad..

REFLEXIÓN…..Cuando te vengan ganas de peerte,revisa antes,si el pedo es de cuerpo……….presente.

 

 

Bromas a los que se lo merecen

 

Después de aquel caso de broma bailarina que además podía haber ocurrido un divorcio,   procure que en lo sucesivo, cualquier broma fuera sin dañar y sin provocar trastornos que le llevara a la desgracia. Empezare contando lo que hice:

Estuve trabajando en una empresa de estructuras metálicas con cerca de quinientas personas, entre personal de taller, administración y sección técnica. Una bromita que hice con la colaboración desinteresada de un compañero y amigo (tenía que ser alguien de confianza y hacerle cómplice, para un futuro percance).

Los obreros tenían un almacén adosado al taller y debajo de nuestra oficina, donde dejar la ropa, ducharse, comer de sus comidas, con un empleado que cuidaba el recinto, limpiaba, vendía alguna bebida (estaba prohibido, pero él lo vendía), a nadie le interesaba chivarse, pues te quedabas sin alpiste. Pues bien, este empleado que no vivía mal, sueldo y extras, hacia los trabajos casi con desgana para aparentar que era el que más trabajaba en la empresa, pero nosotros que le veíamos todo el día, solo curraba cuando llegaban los empleados en los autocares, dejaban sus tarteras para que se les calentara en varias tandas de casi cien tarteras, porque comían escalonadamente. Los propios compañeros nos decían que era déspota y si le dejabas algún recado decía que no tenía tiempo, casi solo por eso y a favor de los sufridos empleados, decidí gastarle una broma, solo para que trate a todo el mundo como si fueran sus jefes, porque a ellos si les hacia cualquier cosa; como lavar los coches, así que le di al tarro (cabeza).

El local tenía dos estufas enormes para calentar sobre una chapa las tarteras de los sufridos obreros, previa propinilla. El cogía las tarteras, las destapaba, las dejaba sobre la chapa de la estufa con la tapa de las tarteras encima de sus envases, con el fin de que cada empleado comiera su comidita que sus mujercitas les habían preparado el día anterior con todo el cariño del mundo y además sabían los gustos de sus esposos. Algunos se calentaban la comida en los gálibos a pie de obra, lo que ocurría es que aquello parecía un restaurante de una estrella, pero los jefes les dejaban y ellos, algunos por no aguantar al imbécil que cuidaba el almacén y no darle propina alguna, que no tenía derecho a cobrar pero lo cobraba y al final de mes se daría un banquete con su familia a costa de sus propios compañeros.

Les contare con mucho agrado lo que hice y resulto luego ser un éxito para todos menos para el abusón. Un día de los más fríos, mi cómplice entretuvo al aprovechón, aproximadamente una media hora fuera del recinto, que era lo que yo necesitaba de tiempo para cambiar las tapas de las aproximadamente las cien tarteras, procurando que dichas tapas coincidieran con los envases pero no con sus comidas.

¡Quedo matizado!, para más inri en contra del usurero, fue que mi compañero la única forma para que saliera, era proponerle algún trabajito extra, que a la larga era su obligación, pero pasaba y lo cobraba a base de propinas. Yo le pregunte una vez con un poco de sorna:-Oiga Jesús, ¿usted come con los obreros? y me contesto: – No porque son unos guarros.

Un día explore su cabina, la abrí pero no fui capaz de cerrarla, entre el olor y todo amontonado, incluso objetos que yo había visto a otro obrero. Me largue corriendo y tuve el olor a rancio durante una semana, así que lo que deduje fue; que el comía de quitar un poquito a los obreros de sus tarteras, merecía tal castigo, pero indirectamente les tocaría ese día a los sufridos compis.

Por todos ellos lo sentí, pero cuando pasestesio bastante tiempo, después de averiguaciones unos y otros por eliminación, sabían que había sido yo. Cuando acabe de descolocar las tapas de las tarteras y con los dedos casi quemados, me dije: ¡LA OSTIA LA QUE SE VA A ARMAR!; como cuando uno por ejemplo, (que será igual para todos) ¡venga a comer! pensando toda la mañana en el manjar que le ha puesto su amada, su madre o él mismo, como pollo fritito como a ti te gusta, patatitas, cebollitas y si acaso unas setitas que tú mismo habías cogido el domingo pasando un frio terrible pero no te importaba, todo cocidito, despacito y con mimo, levantas la tapa te limpias la baba de placer y te encuentras unas lentejas sin nada, liquidas sin color, sin choricito, sin nada, parece ser que era uno que estaba a régimen bien por decisión médica o para adelgazar.

¿Se imaginan la cara que pondría está víctima y a donde iría dirigida su mirada? a quien cogiera del cuello se lo retorcería y lo cocinaría, con patatitas, cebollitas y setas. Otro por ejemplo: – ¡Joder con la parienta!, ¿es que no tuvo tiempo de prepararme algo mejor que esta mierda y me pone una sopita de fideos y embutido?, otro: – Pero si le dije a mi madre que me pusiera algo ligero que tenía una cagalera que no puedo ni toser y me dijo:

!No te preocupes hijo, que te pondré pescadilla cocidita con unas patatitas hervidas a ver si mejoras!. -Joder con mi madre o esta sorda o está tocada, cuando vi la tartera casi me jiño allí, era cocido, sopa grasienta de fideos gruesos, chorizo, tocinito, carne y morcilla, dijo: – ¡Que hago dios mío! (eran mis pensamientos).

Yo para no perder comba, me pase por allí con mi compi y pregunte al empleado (que ya le vi desquiciado): – ¿Has visto al transportista? y me contesto: – No tengo ni idea y además tengo un problema, que no sé cómo lo voy a resolver. Me aparte del coliseum y ya empecé a oír frases, como uno con voz de barítono?.

– ¡Qué ha pasado aquí!, ¿alguien me lo quiere decir?, mirando al empleado que yo le conocía, morenito, pero estaba más pálido que un fiambre. El que hablaba calentó a los demás, la mayoría con ojos de locos, venas del cuello como sogas de barco.

Uno: – ¡No es mi tartera!, ¿quién las ha cambiado?, ¿has sido tú cabrón?.

Otro: – ¡Como le coja lo mato!, otros sentados en los bancos mirando la tartera una y otra vez para cerciorarse que no era la suya, otro calladito comiendo de una tartera que tenía pollito, patatitas, cebollitas y setitas, terminó y se fue al curro me pareció relamiéndose.

Otros mirando las tarteras abiertas, otros oliendo y otros comiéndose una barra de pan a secas. Yo me puse casi fuera, por si alguna tartera quería salir volando, me acerque al pobre hombre (hoy), ya estaba sin saliva, respiración agitada: – ¡Yo no he sido!, os lo juro.

Algunos le decían: – ¡Devuélvenos lo que te dábamos para que nos cuides las tarteras!, ¡que nos habrás hecho con la comida!. Fue tanto el alboroto, que apareció él manda más y lo soluciono en un periquete, que no se caliente nunca más la comida, aquí cada uno lo calienta en su sitio de trabajo y usted se dedicara solo a cuidar de la ropa y de que todo esté limpio y a todos ustedes hagan por un día comida común y coman como puedan, buen provecho y dirigiéndose a mi dijo: –

¡Y usted que hace aquí, a su sitio!. Lo bueno fue que los empleados tuvieron dos horas y media para comer, comieron todos juntos. Más adelante cambiaron a la persona que estaba al cuidado, le pusieron con una cuadrilla en el taller, pusieron máquinas de bebidas y un nuevo empleado que fue el que votaron todos los empleados incluido el anterior, vigilancia administrativa, para el buen funcionamiento y limpieza. Creo que todos ganamos, las tarteras seguían pero las calentaban en su sitio del tajo y se habilito una habitación comedor solo para comer.

Todos contentos, las tarteras, todo colocadito, cada alimento en su sitio sin sorpresas, como las habían colocado las esposas, las madres incluso ellos mismos.

Estoy de acuerdo que la bromita perjudico al empleado, pero el prejuicio fue a favor de los empleados, la empresa, incluso el anterior empleado porque en el taller ganaba más. Me lo encontré una vez al cabo de unos años y me dijo estas palabras;- Me gustaría saber quién fue el que cambio las tapas de las tarteras para darle las gracias, porque por esa causa ahora gano más, incluso tengo un oficio porque allí todo eran problemas y siguió diciendo, pero lo que más me gustaría es saber quién planeo esa broma y yo le conteste: –

Pues sería alguno que no le gustaba cómo funcionaba ese comedor. Me contestó: – ¡Claro!, será eso, será eso. Se dio media vuelta y se fue, pero volvió la cabeza para mirarme y yo al irme le hice el saludo militar y con una sonrisa, me fui.

MORALEJA: Nunca dejes la tartera “abierta” y sola porque abra alguien que se la…….COMA.

 

gafas

Una anécdota curiosa: Estuve un tiempo parado por estructuración de la empresa que ejercía, no tenía problemas, pero para no acostumbrarme a no hacer nada lance algunos currículum a varias empresas, no tardaron mucho tiempo, me citaron para un día, una hora y una calle General Moscardo yo comente con mi “papa”  que si conocía la empresa, para que me dijera algo de ella, él mi padre trabajaba en telefónica y tenía excelentes relaciones, pues bien dos días antes de la cita me llama mi “papaíto” y me dice: – Esa empresa pertenece a Rumasa, una nueva empresa con un futuro muy “prometedor” he tocado algunos palillos y ya veremos. Bueno pues jope con los palillos, yo creo que eran troncos por lo que paso.

Día de la cita, una oficina muy grande, lujosa, secretarias etc, me pasan a un despacho vacío de personas porque de muebles parecía ikea, me senté frente a una gran mesa brillante una silla esplendida la mía y un sillón de rey. Se abre la puerta de roble  y entra un personaje; jersey camisa y corbata, zapatos brillantes, llevaba gemelos en la camisa, me fije bien en los gemelos eran con la talla de la abeja, signo evidente de que era un ejecutivo, esa era la marca de categoría.

Pues bien, entra firme, rápido, me da la mano y dice Buenos días, se sienta en el sillón y bajo el brazo una carpeta fina con la abeja en grande y dentro creo varios currículum, abre y saca el mío, cierra y lo pone encima que yo podía leer mi propia escritura. Me mira, mira el folio y me dice: –  así que ¿usted es Don Carlos Burgoa?, me dieron ganas de decirle, no soy su padre “abejorro” pero no era el momento. Se pone a leer mi escrito, tocándose la barba y me dije… ¿a qué se le cae algún pelito sobre mi hoja?, me iba a decir algo y de pronto le llaman al teléfono, me mira muy educado y me dice: – ¡Perdone Señor  Burgoa! y yo le mire cómo sino fuera conmigo, me puse a mirar la habitación, mientras el de los gemelos le oigo decir: – Si, si pásame. – ¿Dígame?, ¡así dígame don X! ¿Cómo?, ¡ Claro señor!. (Yo mientras tanto mirando a una mosca invitada, o también quería trabajar o quería saludar al “abejorro”). Y sigue el jefe…- así no se preocupe ,¿dígame su nombre?, como no tenía ningún papel a mano pues escribió lo que le decía su superior en mi currículum y escribió…Don CARLOS BURG…no pudo acabar de repetir el nombre que le decían por teléfono porque lo tenía encima de la mesa y ENFRENTE. VALLA SITUACION para él y para mí, yo no perdí de vista a la mosca porque no sabía dónde mirar y el no cogía en la camisa. El color de cara cambio a rojo, la barba se erizo y la abeja de los gemelos se escapó a la colmena, un silencio que hasta la mosca se “mosqueo” no podíamos  ni hacer un gesto nos delataría. Yo pensé (pero no podía haber dicho mi nombre en silencio) pues ahora seguro estoy que se hubiera tragado de un bocado mi currículo.

 ¿Cómo acabo todo?…Pues se levantó, me levante y bueno ya veremos, nos dimos las manos frías (como la de un muerto que casi es como olía la habitación) y al salir los dos en el umbral de la puerta… a ver quién salía primero, nos empujamos con educación y el salió primero mejor dicho corriendo, a mí me costó bastante encontrar la salida. Ya en la calle me dije: – que pasara ahora, si entro ese tío me hará la vida imposible y si no entro se la harán a él. Pues que paso?. Lo primero, me llamaron a las siete de la tarde, una señorita, diciéndome: – Señor  Burgoa me comunican desde dirección que han estudiado los currículum y el suyo ha sido según me han dicho el mejor, ¡enhorabuena Carlos!. Y yo me dije: – pero…¿ cómo han podido estudiar las instancias si yo creo que de los nervios se dejó los papeles en aquel despacho?, además acabamos a las doce y tenía por lo menos diez entrevistas, bueno pensé…”donde hay patrón no manda el marinero”, pues bien; comentare que la primera opción casi se cumple a no ser que por cosas de la vida. Había un compañero que hicimos migas, comíamos juntos y casi una amistad, yo cumplía mi obligación en el trabajo pero había alguien que no le gustaba,(no señalo).

Pues bien unos días antes de cumplir el contrato, mi amigo y jefe de personal me dice: – No te van a renovar el contrato y yo le dije: – ¿sabes porque? creo que tú lo sabes y yo también y como sé que no es normal, pues a mí se me va a olvidar  la orden, yo le dije asustado: -pero eso te va a perjudicar y acabo este amigo: -¡no te preocupes todos somos humanos. Seguí pensando…”Donde hay patrón no hay…… RESULTADO”. Me tire ocho años en la empresa, gratificaciones en verano y en invierno y solo me echaron cuando la expropiación y de qué forma, un año entero sin trabajo sin hacer nada, fichando mañana salida y entrada y cobrando el sueldo íntegro con sus pagas, hasta que se les acabo el dinero y nos liquidaron con varios millones en bancos extraños y al paro.  (AÑO 1975)

ERTF

AQUELLA MIRADA A MI COCHE

Después de las visitas que pase con la compra del mini color crema y techo burdeos, pasado un año y en verano decidimos, ir a pasar un día, al rio, Alberche, pues fuimos a buscar a mis suegros, para llevarlos, al rio para que se mojen un poco el culo .

Mientras preparaban las cosas, con mi advertencia, de cuidado con los paquetes, bolsas etc. Si no entran en el coche, habrá que facturarlas, por mí y el espacio que quedaba, mi suegro gordito, mi suegra, mi amada, y mis dos peques, por lo tanto, que puede coger, en un maletero, que con una barra de pan ya está casi lleno, si acaso el embutido, pero nada más, total, le dije a ella, mientras hacéis numeritos y ecuaciones, para ver como entra todo lo que queréis llevar, la verdad, no sé cómo entro, pero entro eso si no veía el exterior trasero, solo la cara de mi suegra, y de mi esposa, yo solo quería verla a ella, pero zas la de mi suegra ,preferí, mirar por el retrovisor ,bueno mientras lo pensáis ,voy a echar un ojo al mini, digo un ojo porque, la verdad, es que tenía, un ojo vago, y no veía bien con él, por eso, fui a echarle un ojo, sé que mi querida pensaría ,como le sigas, echándole el ojo, te vas aquedar ciego, no hice caso y yo a lo mío, me acerque al coche, poco a poco, para recrearme, no lo bese por vergüenza, pero no por ganas.

Abrí la puerta, puse en marcha el motor y sonaba como los ángeles, con diarrea, abrí el capo, era lo único, que podía admirar, porque el resto lo tenía más visto, que mi órgano, genital, aunque algunas, veces pensaba que me lo habían secuestrado, pues bien el capo levantado, yo con los brazos en jarras en las caderas, mirando lo que no entendía ,todo hermético, no entraba ni el polvo, era cuando entras al metro en horas puntas, mire y no veía ni el suelo, como no lo veía bien, y para rizar el rizo, y de que dirán, me asome un poco más ,cundo tenía casi las narices cerca, zas sentí un golpe o una palmada en la nuca, que casi me doy de cara con el motor como si un amigo o vecino que me había visto mirando el motor diría que hace este, si no tiene ni puta idea de motores, me volví rápido, para ver quien me había atizado, yo con las manos en las caderas, erguido, mirando de un lado a otro, pero no vi a nadie, pero yo sabía que algo o alguien, me había golpeado en la nuca, y casi me doy con la nariz, con la tapa del filtro, si es verdad que salía un poco de polvo del motor, pero era normal, seguí mirando al rededor y me dije ya pillare al cabron que me ha sacudido, cerré el mini, llame a la puerta, para saber cuándo nos vamos, me abrió mi hijo el mayor, me miro de arriba y abajo, como si no me conociera, y dijo casi a gritos !mama, es papa y viene un poco raro!

Según entraba mi mujer, se para, me mira de arriba abajo una y otra vez, y me dice, con los ojos como platos(antes que me dijera algo pensé, parece mentira, lo que uno cambia, cuándo uno va arreglado, en camisa blanca corbata, limpio la cara lavada, en la entrada, el sol a tus espaldas, debió de ser algo sorprendente, lo comprendí, porque uno no era guapo, pero tenía mi personalidad, asegurada),pero ya me extraño, ella, se volvió, llamo a sus padres, al perro ,al gato, y yo orgulloso de mi pose y me veía como un cromo, casi con un poco de vergüenza, de que les diga sus padres, mirar que marido tengo. Pero una leche, cuando me dijo¿ PERO QUE HAS HECHO TE HAS VISTO,PERO QUE TE HA PASADO ?Dios mío, que facha, mírate al espejo, casi atropello a mis suegros, solo les vi con una sonrisita burlona, asustado sin pedir permiso, me mire en el armario que tenía espejo entero,

Madre mía(menos mal que no estaba sino más risitas)lo que vi reflejado, les explico con todo detalle; Tenía la cara negra, de un polvo negro las gafas ahumadas(el caso es que yo creía, que se había nublado el día)sigo, la camisa blanca, ya no era blanca era casi negra, la corbata huy la corbata, tenía un nudo chiquitito, apretado a mi cuello, por eso note la respiración mal pero creía que era de emoción, joder con la emoción, lo que quedaba de la corbata, estaba a  dos dedos de mi barbilla, pero no cortada con tijera, sino deshilachada, como una alcachofa vieja.

Rebobiné y pude ver lo que ocurrió no fue una palmada, tampoco, un golpe en la nuca, sino fue la corbata, al agacharme a cotillear dicha corbata(menos mal que era de lana)se introdujo en la correa del ventilador, hasta dejarla como un dedal, y cuando giro, rompió la corbata, de la forma, que la deshilacho y claro está, el polvo que provoco, me lo lleve en la cara y en la camisa, volví a pensar, cuando ocurrió, yo solo en la calle, con las manos en la cadera, erguido, corbata, alcachofada cara y camisa negra, mirando a todos los lados, no quiero ni pensar que algún vecino o vecina, que se asoma a la ventana, bien porque se aburre, o bien, porque se había tirado, un gran pedo de esos rabiosos, y sale a despejarse, y me hubiera visto, el espectáculo que estaba protagonizando, un servidor

Quisiera agradecer, a mi esposa, mis hijos, que el día del padre, me hicieran el regalo, de una corbata de lana, porque si hubiera sido de seda, hubiera tenido que vender el coche, conmigo en el motor boca abajo. MORALEJA: si te compras un coche, y quieres ver el motor cerquita, no lleves corbata lleva….PAJARITA.

MI CARNET DE CONDUCIR

 

En aquella época año 1960 era normal comprar un coche sin tener el carnet de conducir y creo que ahora  alguno lo siguen haciendo bajo su responsabilidad, aunque las leyes son más rigurosas por suerte.

Pero estamos en el año que me saque el carnet de coche era el 1964 y ha pasado mucho tiempo como una dictadura y una bienvenida democracia,yo tenía el carnet de moto, que por cierto me examine en el retiro de Madrid y en la famosa Plaza del Ángel Caído (no sé si era por las veces que nos caíamos o por tradición) bueno el caso es que aprobé que era lo que importaba de la forma ni hablamos al final un papelito que te daba en el acto el que te examinaba hasta el definitivo,y con la misma moto que habías llegado,examinado te ibas tan contento y a seguir disfrutando año 1959, pero como todos, había que superarse, no pasar frío miedo al circulación arto de caídas, total sacarme el carnet de vehículos ósea coche que ya lo tenía y circulando claro está sin carnet. Aprovecho para contaros algo que me paso y fue la puntilla para dejar la moto y liarme con un coche.

El mismo año que se inauguró el túnel de peaje de la Sierra de Guadarrama fue el 4 de diciembre de 1963 año día del cumpleaños de Franco, en ese mismo mes y año un vecino y amigo propuso ir a ver el dichoso túnel, pues bien yo y mi novia todavía íbamos en moto, nos convenció a mí y a mis padres, ellos calentitos en una furgoneta dos caballos propiedad del amigo y nosotros en la motito camino a Guadarrama nos arropamos con gorros, guantes, bufandas y la moral que creo que a mitad de camino quería apearse, nosotros detrás de la furgoneta, empañados sus cristales y yo con mis cristales de las gafas con escarcha.

Estábamos bajo cero mi novia no iba muy mal pegadita a mi espalda y sus manitas en mis bolsillos (no había problema no encontraría nada de nada si acaso una “colilla”) yo no podía ni hablar, quería darme la vuelta, pero no me atrevía como estaba el suelo parecía una pista de hielo, aparte que si digo “vamos a dar la vuelta que no puedo más” tengo los dedos congelados y otras cosas colgando, la boca tan entumecida que la quise decir a mi amada (cariño quieres que demos la vuelta) y me salió “fariño fieres qui femos la fuuelta” por lo tanto seguí como pude, a la entrada se paró mi vecino, seguro que algo pensó o me vio por el retrovisor y le diría a mi padre: – oye pero ¿Carlos no llevaba un abrigo marrón? porque ahora lo lleva blanco, que mamon pararon y vinieron hacia nosotros, púes para comentarnos cómo íbamos, yo entre la escarcha de mis gafas vi salir a mi padre y Eduardo con unos coloretes en los mofletes que me dieron ganas de acurrucarme entre esos mofletes, pues me tuvieron que bajar de la moto enderezarme entre los dos sacudirme el abrigo para ver su color y con un rascador limpiarme las gafas, dejaron la moto aparcadita y dijeron: – ¡ahora pasamos en mi coche todos y a la vuelta ya veremos¡ y yo les dije entrando por la puerta de atrás: – ¡gracias, menos mal que venís vosotros! pero me salió: -¡fracias menos mal que fénix fosotros!

Pasamos nos calentamos en un bar en San Rafael con estufa incluido, tomamos dos cafés cada uno hirviendo y yo dos copitas de coñac Terry, luego volvimos a casa normalitos con algunas eses, pero era por el….suelo. Como decía anteriormente a consecuencia de este caso y otros más compramos el coche, uno de segunda mano Renault 4×4 color azul una monada, estuve conduciéndolo poco pero sin carnet y ahí empezó la odisea de cómo me saque el dichoso permiso que ahora en 2015 sería imposible de hacer lo que yo hice y fue así.800px-Renault_4CV_BW_2

Perdonar que me extienda en el relato pero es la única forma para que lo entendáis, solo fui a la gestoría para rellenar papeles, fecha de exámenes me dieron los libros y ala! a prepararte solo. Conseguí el libro con todas las preguntas (veinte hojas con las diez preguntas que total son doscientas preguntas para cuando te examines acertar diez) yo estaba estudiando y me encontraba fuerte así que fui a examinarme de teórico, como si nada, era en la calle Marqués de Urquijo esquina Rosales claro está,  fui como un señor en mi coche, entre, recogí la hoja que tenia que acertar me senté en una mesa que colgaba la maquinita taladradora y a taladrar. Cuando termine se lo di al que comprobaba los aciertos, lo puso sobre la maquinita, apretó un botón y….todas rojas menos una verde, me dije: ¿qué raro, una que no he sabido decirla? desperté del cacao que tenia y oigo la voz del técnico: -¡Joder chaval! no has dado ni una, vuelve dentro de quince días, toma y me da la hojita con la cita, bueno salí triste pero que importaba si yo no necesitaba el carnet ya conducía, pero mis padres y mi novia me echaron una bronca y me amenazaron que no montaban en el coche si no tenía carnet, vaya putada, idee un plan para no fallar el siguiente día y mirar lo que hice.

Me construí unas “CHULETAS” con veinte tiritas de papel con un ancho parecido al de un fideo gordo osea tiritas de dos milímetros por quince de largo, dentro las diez preguntas correctas, me las coloque todas juntas unidas entre dos dedos de la mano, nadie podía pensar que llevaba el examen en la mano izquierda, me senté con la cartulina que tenia que taladrar en la mano izquierda, sobre la mesa las preguntas con tres  soluciones A,B y C mi truco estaba; 1ª yo sabía que la primera pregunta y la segunda eran sencillas en todas las hojas por lo tanto ya podía comerme las hojitas que no tuvieran las dos primeras con las letras A,B,C por eliminación con la hoja del examen, la siguiente pregunta también era un poco sencilla 2ª buscar en las chuletitas que coincidiera con las dos preguntas anteriores y así por eliminación hasta comerme los dicinueve papelitos, y la ultima la tire por los suelos como si fuera un “moco,” llegue a la puerta entregue la hoja taladrada la puso sobre su aparatito (me refiero a la maquinita) que indicaba los fallos y los aciertos todos verdes, me miro y me dijo: – ¡joder chaval eres un crac! le mande una sonrisa triunfadora y monte en el flamante Renault 4×4 con un papel que decía APTO.

Ahora es impensable hacerlo porque se hace con ordenador poniendo el número de tu carnet de identidad.

Voy a seguir abusando de vuestra gentileza para deciros como aprobé el examen médico. Todo fue bien pero cuando llego la hora del oculista, como a todos en la pared un cuadro iluminado con letras, números o signos y el examinador te decía: – tápese con la mano un ojo y diga lo que ve.

Yo de nacimiento tengo el ojo derecho vago, no sé porque he trabajado toda mi vida, es broma el ojo no tiene nada que ver, lo tenia y por eso no veía bien y sigo, me dice: – tápese el ojo izquierdo lea con el derecho; púes perfecto como con ese ojo veía bien no tenía problemas y me decía: – vale, muy bien y ahora con el otro el ojo izquierdo tápese con la mano y dígame que es lo que ve. Jopé si me tapo el ojo con el que veo, me quedo casi a oscuras y desde luego el cuadro ni lo veo, por lo tanto lo que hacia es que veía perfecto entre mis dedos de la mano y leí todo de carrerilla. Entonces me dijo: – ¡Estupendo!,  tiene usted una vista perfecta. Yo creo que el que la tenía la vista mal era él.

Ahora eso no pasa, te ponen un apósito en el ojo o una falsa gafa y perfecta. Resumiendo mis queridos sufridores tenia coche, el teórico solo faltaba EL PRACTICO. Pues el día D y la hora H llego el examen, era en la casa de campo, Madrid como era lógico con mi coche Renault había una cola con coches en fila india (nunca he sabido porque se dice esto si los indios atacaban cada uno por su lado los que iban en fila eran los soldados pero claro sonaria mal decir “como en fila de soldados”).

Me tocaba a mi, el coche parado charla con los que estaban como yo incluso había detrás de mí un coche de una auto escuela, de pronto oigo una voz donde estaba el examinador con su carpetita y un bolígrafo y dice gritando: – ¡Eh chaval el del coche azul vamos arranca y acércate aquí a ver si acabamos de una puta vez!, me subo al coche lo intento arrancar y nanay, no quiere madre mía que situación y oigo otra vez al señor de la carpeta dando grito: – ¡vamos hostias empujar los que estais ahí, no queráis que empuje yo.

Casi empujan el coche conmigo fuera, empujaron y arranco que casi atropello al examinador, abre la puerta del copiloto se pone cómodo se enciende un bisonte (marca de un cigarrillo de la época) yo con las dos manos en el pequeño volante, un pie en el freno, el otro en el embrague y porque no tenía otro que sino en la puerta y oigo          – ¡Vamos chaval que no tengo todo el día para ti! y ahí acabaron todos los exámenes y mi flamante carnet de vehículos.

Nos fuimos de allí, mi Renault tirándose pedos a diestro y siniestro no sé si en homenaje al examinador o queriéndome decir tartamudeando ¡Valla chorra que has tenido….chaval!.

Para terminar, tuve un acontecimiento casi a continuación bastante digno de comentar os prometo que es lo último pero veréis como merece la pena que lo leáis.

El 22 de mayo  1967,que cayó en viernes y estaba en casa, mi madre me llama urgente y me dice muy nerviosa: – ¡coge el coche que tenemos que llevar a tu hermana Marcela a la clínica que me parece que ha roto aguas!. (Yo pensé dentro de mi atontamiento, pero como va a romper aguas si las tuberías están empotradas y además no se puede ni agachar con el tripón que tiene). ¡Hostias el tripón¡ claro mama voy corriendo.

Aquello era una romería  todos los vecinos algunos de las casas de al lado y algunos pues que pasarían por allí, total un barullo en la escalera, que yo me dije si esta rompe aguas desde el segundo piso y se forma una catarata y todos bajando dándonos culazos con los peldaños de terrazo, total pidiendo paso a la multitud de vecinos y un pobre que pasaba por allí. Montamos yo conduciendo, mi padre a mi derecha detrás mi madre y la gritona con el tripón.

El de dentro loco por ver que tal día hacia, tenía que ir los que conozcan Madrid desde avenida de Oporto a Eduardo Dato donde iba a nacer mi sobrino, bueno dentro del flamante coche mi hermana la pobre gritando, dándome patadas por detrás del sillón (enseguida pensé no serán de mi sobrino porque valla golpes) pero no, eran de ella.

Explico la situación; el coche tirándose pedos, el claxon a todo trapo hasta que se fue desinflando empezó con fuerza y acabo sin voz, ¡Dios mío! que hacemos que el coche no se pare y que el pito no deje de sonar, joder los españoles somos la hostia con perdón, mi padre sacando la mano por la ventana y dando con un zapato por fuera en la chapa, yo con la mano izquierda dando manotazos también en la chapa, mi madre en su lado por la ventana con la sabana que había usado mi hermana con las aguas sacándola por fuera, parecía más un accidente que un parto y claro la pobre futura madre a grito pelao.

Total nos animamos los cuatro y aquello parecía un gallinero, pero venia lo mas importante. Cuando llegue a Cibeles gire a la derecha para subir por Alcalá y rodear la Puerta de Alcalá, pero lo que faltaba… había un atasco en la dirección que yo iba que, me plante mirando a un lado y a otro e hice como hubiera hecho un héroe.

La mayoría de los coches que nos veían como veníamos y el ruido que llevamos intentaron dejarnos paso no creo por la urgencia sino por el tremendo escándalo que llevamos, pero “el héroe actuó”,esa calle antes y ahora está separada cada dirección por un seto lleno de preciosas flores cuidadas por unos magnificos jardineros yo las iba a dejar para el arrastre, me subí al seto con el coche y los que iban dentro al subir desde Cibeles a la Plaza de la Independencia arrancando todas las flores que salían disparadas a un lado y otro del Renault 4×4 azul cayendo sobre los coches parados y atónitos a lo que estaba pasando que no daban crédito a lo que ocurría, doy fe que en este Madrid pasa de todo.

Fue maravilloso algún conductor cuando vio lo que pasaba y el motivo de como quedo el seto viendo la sabana manchada, el zapato de mi padre, mi mano golpeando la chapa y a la parturienta dando “coces” y gritos en vez de escandalizarse se reían y me apoyaban a que siguiera destruyendo más setos, creo que me ayudaron y empezaron casi todos una romería de bocinazos con sus coches. Salí de allí como un héroe, nos despedimos de todos ellos con un saludo con la mano por la ventanilla mi padre y yo.

Nadie del ayuntamiento nos recrimino, creo que salimos en la prensa yo junto con mi padre intentamos ir al ayuntamiento a pedir disculpas, pero nos aconsejaron que no merecía la pena porque lo que me paso a mi parece ser que ya lo habían ejecutado otros, casi no hubiera hecho falta comprar flores para el maravilloso acontecimiento. Nació un bebe precioso  ahora ya esta  muy crecidito casi 1,90 y además yo le “ayude” a que naciera, porque sabía que me iba a ayudar a crear este blog tan importante para mí, estoy muy unido a él, es como un hijo y le doy las gracias a su constancia, su saber  todo en informática por poder crear RISAS DE ALTO VOLTAJE que nos ha unido si cabe hasta la eternidad.  Enhorabuena……….CHAVAL.

COLEGIOS EN LOS AÑOS 1945 Y 1947

 

Como vivíamos en Lavapiés, un barrio popular de Madrid desde 1939, en el año 1950 a mi padre le destinaron en la capital. Pues bien, la vida en ese barrio era maravillosa (hare un capítulo sobre la convivencia, la situación, incluso los hechos).

Me llevaron a un colegio cerca de casa,que era un piso y una casa preparada para el uso,no sé si era público, privado o la “madre que lo pario”, el caso es que la profesora,ella gorda,no muy arreglada,andares no garbosos que además vivía allí mi profesor que era su sobrino, delgado ,bigotito fino rubio, pálido pero buena persona y buen maestro por último ,el “guarda espaldas” un perro de raza Carlina, bajito, baboso, gordo, chato, pelo corto y mal genio, como su ama del perrito me acuerdo que llevaba pegado a su culo ,algo parecido a un “moñigon”que no creo que fuera, porque lo llevaba siempre, así que él y su paquete eran uno más del profesorado,

Los alumnos éramos según entrabas en el salón clase, la zona de la izquierda estábamos nosotros y a la derecha los pequeños, cuya maestra era la gorda y el del moñigon. El rubio era nuestro profe,la fachada daba a la plaza de Lavapiés con dos balcones; así transcurrían las clases, me acuerdo que había días de locura,entre los de la derecha y los de la izquierda, (igual que ahora, solo que no son niños aunque el ruido sea el mismo, la salvedad es que  ellos cobran un buen sueldo y nosotros no) eso nos valía aquello de rio revuelto ganancia de….”alumnado”.

Entre tanto murmullo, existía una forma de hacernos callar, además de original era certera.Para explicar de cómo se hacía y recrearse en la forma., diré que, siempre ósea todos los días, cuando estábamos todos colocaditos en nuestros respectivos asientos,(bancos corridos)entraba ella, la lider, la esperada, la única ósea, la gorda y sus acompañantes, el perro y su “moñiguito”pero no hacía falta mirar a la entrada sino el perfume que circulaba por el ambiente,era su salto y seña, era un olor,unico,personal e instrasferible,los mayores del lugar lo llamaban,”olor a chotuno”ella venia siempre con una bolsa de tela (no había plástico) llena de zapatos usados y bien usados,que doy fe de ello y yo me pregunte cuando asistí por primera vez…¿para que lleva la profe la bolsa con los zapatones si suele venir en chanclas y sin manicura?

Además de vivír en su casa, según pasaban los días la fui conociendo y muy de cerca, esta señora, usaba ese zapateril para cuando la clase en estado más bullicioso, y localizaba al promotor, en su propia salsa o alegre, además de ser el protagonista los demás sus seguidores, la profe habiendo localizado al promotor del alboroto, introducía sus ligeras manazas con oscuras uñas, en la bolsa de tela con un color desconocido pero si el olorcito buscaba el “misil “más adecuado mirando al tendido, según era el personaje a batir y ZAS!! lo lanzaba desde su refugio a la cabezota del alborotador, con tal precisión que si quería le daba en una oreja, en el pecho, cara, o pared(que era donde daba casi siempre)pero el susto que era lo que se proponía la lanzadora, surtía un ejemplo perfecto,no solo al pobre hablador sino al resto de la clase,por no saber de dónde venían los “tiros”se callaba no solo él, sino hasta el perrito.

A mí una vez me paso silbando un zapato de invierno, tacón gastado, cuero negro, con abultado juanete, y creo recordar con un agujero en la suela, después del lanzamiento aparecía, el grito de guerra, que se debia de oír hasta en la calle y eso que estábamos en un segundo piso y no solo el grito que era horrible sino el gesto,verla con la boca abierta casi sin dientes que parecía un cuarto oscuro y diciendo casi escupiendo:

– ¡ SILENCIO Y A CALLAR!.

La frasecita venia acompañada con el lanzamiento, después del susto a ver quién era el valiente que no se callaba, esta forma tan “gentil” de hacernos callar, lo hacía un par de veces al día(menos mal que éramos niños que si fuesen mayores a infarto por día) podía ser para practicar.

Todo en silencio, después de la exhibición del lanzamiento,llegaba el comentario jocoso, que se vanagloriaba al decir como gracia, que yo creo que el único que se reía era el perrito chato y era “donde pongo el ojo pongo la alpargata después del silencio “voluntarioso”, el problema, estaba en quien le llevaba el zapatorun al lugar de origen, pues el alto mando lo tenía todo previsto había un voluntario, y ese valiente voluntario, era………el perro “amoñigado”, cuando oía el golpe en la pared o en otro lugar, movía sus orejitas, se incorporaba, de encima de los pies de su ama, raudo y “veloz” elevando su chato hocico y nos parecía, que sonreía pero era que como tenía una enorme y fea boca no se reía, solo gozaba, él cabronazo y “pelotacan” con “moñigon”incluido, recogía el maltrecho zapatón, con pintitas de yeso de la pared (por cierto la pared frente a la profe parecía un cuadro Picasso)veías al perrito con el zapato en la boca, qué seguro que se lo hubiera comido, sino fuera por lo que dirán, porque por boca no creo le entraba el zapato y el calzador veías al animal y su pegote cular,camino a su querida amita y veía a su protectora,orgullosa,alegre,con lágrimas en los ojos de emoción que nostros decíamos que no eran lagrimas sino “legañas,” que él lo agradecía meneando el corto rabo y lo otro.

Así transcurrían los días, además de aprender, también pensábamos que esa forma de educar no era la correcta, mi profe un encanto de persona no estaba de acuerdo con los modales de su tía y nos decía con sorna: – que hará mi tía el día que se le acabe los zapatos y nosotros le contestábamos, pues que arroje……al perrito. No sé si algún día lo haría pero eso no lo vería porque me cambiaron de colegio.

El siguiente colegio estaba cerca, en la calle Tribulete tenía una alegría, porque allí iban mis amigos de toda la vida, que además eran mis dos vecinos, uno en mi planta y otro en el bajo, según estoy escribiendo me entra nostalgia de aquellos días tan felices que, además de compartir los juegos iba a estar con ellos en el cole nuevo, aunque no sé lo que duraríamos ,pues juntos éramos terribles (recordar La yegua lola) y a la prueba me remito;el cole se llamaba Colegio don Gregorio,ya el nombre,nos pareció cursi así que decidimos previo conclave, llamarle don Repollo, no era por color ,sino por su enorme cabezon, que tenia era tan grande que si hubiera sido torero de montera tendría que llevar un …ataúd.

Aquí no había peques éramos de siete años “hombrecitos”, este profesor tenia una forma de castigar bastante original para él, porque para el castigado toda una tragedia,lo cuento en primera persona y hera cuando hacías algo que a él no le gustaba,te llamaba con tu apellido, de usted, te acercabas a su mesa y te comunicaba con “amor”,ponga las manos detrás arrodillese y valla dirección a la pared. Tu ibas como podías, pues llevábamos pantalón corto y piernecitas de cordero,cuando estabas cara a cara con la pared, sacaba un chavo(moneda prácticamente en desuso ya que se dejó de acuñar en siglo XIX) dicha moneda era de cobre (más lisa que el bocadillo de aquella época) por el uso de los castigos del tamaño aproximado de 0,50 cm de euro, púes bien esa moneda que además olía mal de tantas batallas nariceras te la ponía en la punta de la nariz,y la tenías que sujetar con la pared,cuidadito con tocarla con la mano,ojito que se te callera, como se caiga te sacudo,y además te mando “veinte planas”.

Este profe todo lo castigaba sino era con un palazo o con una regla, era con “veinte planas” su “jovi”y ahora nos tocaba la desgracia del “chavo”el profe seguía su clase con los demás y tú sujetando la puta moneda,yo que había visto a uno de mis amigos el día anterior las posturas que pones como te suda la”toña”con el chavo empieza a escurrirse, hacía abajo o de lado y tú a seguir a la monedita sin despegarse de la pared, llega un momento que tienes la boca cerca del rodapié, ya no estás de rodillas sino tumbado en el suelo, bocabajo totalmente perdido como siempre hay un pelota en clase y en todos los lados;dice en voz alta don REPO…..digo don Gregorio el castigado está haciendo trampas!por la voz supe quién era, le tome la matricula, al momento aparece el cabezón yo solo veía sus brillantes zapatos y la punta del palo… zas, zas!! dos golpecitos cerca del culo y a la a enderezarte y vuelta a empezar,cuando termina el castigo estas eslomao,las rodillas te escuecen y sobre todo la moral, vuelves a tu asiento mirando de reojo al chivato y a tus queridos amigos y por ultimo …la calle, como no te acordabas ya del castigo te ibas a la calle con la punta de la nariz marcada por la monedita de los cojones(con perdón)había días que te encontrabas con algún compañero,en la calle o donde fuera y tenia la nariz marcada por el castigo,bueno también veías a algún vecino,con la nariz colorada,pero eso no era del castigo,sino de empinar el codo,con su ….amigo.

Este querido profesor,apodado don repollo, también tenía otra forma de castigar, esta era más molesta que la anterior, no era dañina sino más dolorosa, este señor sería un inventor de castigos o soñaba con ellos en este caso por la mañana,si no te sabias la lección, te mandaba sus famosas “veinte planas”la estrella de sus castigos y a la tú a joderte (con perdón)tenías que entregarlas,al entrar al colegio por la tarde,sino las tenías te castigaba, después de clase para hacer las planas famosas como el tenia por la tarde academia no le importaba,pero a nosotros era como si nos quitaran media vida el no poder jugar, lo que hacías era hacer cómplices a tus amigos y que cada uno hiciera seis planas y yo las restantes,que las ponía las primeras, mis amigos encantados,bien porque me querían, o porque mañana, les podía pasar a ellos,tambien te castigaba de la misma forma,era si al entrar en clase,te veías con el pelota de turno,y pactado con el “repollo”una oración del catecismo, y sino te la sabias pues a la “veiente planas” el caso era que aprendías el catecismo por ……..pelotas, mis amigos y un servidor la única forma que teníamos de vengarnos, era de la forma siguiente.

Por las tardes como dije tenia academia en el cole, había tres balcones con vistas a la calle el “repollo” solía salir al exterior, bien para que le vieran el cabezón o bien para tirarse algún pedo,el caso es que se asomaba por un balcón dictando a los alumnos que estaban dentro se introducía y volvía a salir por el segundo y el tercer balcón, y así pasaba la tarde, hasta que llegamos,los tres diablos ósea yo y mis dos amados amigos y vecinos dichos balcones, daban a la calle, una calle de una sola dirección, incluso estrecha ,nosotros nos metíamos en un portal justo enfrente de los balcones, ideal pues parecía que estaban ahí para ejecutar nuestro cometido y fue así cuando el de la cabeza “hinchada” salía orgulloso y miraba a la gente que pasaba por allí y de pronto,nosotros al unísono y después de tantos ensayos cambiando la voz incluso con algún cucurucho de papel dentro del portal a voz en grito     !REPOLLO CABRON!, la primera vez le pillo de sorpresa y mirando hacia el portal tan oscuro se introdujo y volvió a salir por el otro balcón, lo justo para cambiarnos de portal y cuando volvió a salir ,esta vez fue una pierna dentro y la otra fuera, esperamos unos segundos hasta ver,su linda figura en el exterior y cuando tenía todo fuera incluido el cabezón, el trio calaveras actuaron otra vez !REPOLLO CABRON!, esta vez desde su pulpito si contesto “amablemente” – !COMO OS COJA OS MATO Y OS PONGO VEINTE PLANAS! mala frase, pero eso fue una mala frase solamente, la sangre no llego al rio siempre hemos creído que él sabía que habíamos sido nosotros pero no tenía pruebas, en cambio nosotros si teníamos pruebas, de que no volvió a salir al balcón los días de clase.

Quisiera con este capitulo de colegio, agradecer a los profesores o profesoras que sin su enseñanza, su cariño, comprensión y su dedicacion, no hubiera aprendido todo lo que soy, el motivo de sus formas, costumbres y la dedicación de su enseñanza no era culpa de ellos, sino de la situación, represión, dictadura y una posguerra que nos llevó a la cola del mundo pero eso paso para algunos fue bueno, y para otros no tan bueno. Por lo tanto descanse en paz el tiempo que ha transcurrido desde el final de nuestra guerra civil española, y a la implantación de una democracia consolidada……….NUNCA ES TARDE, CUANDO LA DEMOCRACIA ES BUENA.

EXCURSIÓN AL RÍO

Después de las aventuras reales que me habían ocurrido con el mini, por fin salimos toda la familia camino juntitos(lo digo por lo apretaditos que íbamos dentro del coche) al rio Alberche, además del mini mi suegro, mi esposa, mi suegra, mis dos hijos y un servidor y por encima los enseres necesarios para no pasar hambre, no sé porque pero las madres solían preparar comida como para dar de comer a un cuartel.

Yo no lo sentía por la comida sino porque, todos llevábamos algún paquetito en las rodillas, a mí me toco las croquetas y empanadillas pero bueno era la única forma de ir de excursión con toda la familia unida(más bien pegada) pasamos la mañana y la tarde bien, excepto propinas altas para coger mesa con moscas incluidas, yo creo que además de ser molestas eran empleadas porque estuvieron todo el día   acompañándonos y bien cerca, nos bañamos bueno con el permiso de las personas que teníamos delante, hubiera sido bueno que en la orilla hubiera un dispensador de tiques como los que hay ahora, hasta para ir al retrete.

El rio nos cubría solo hasta las rodillas (excepto a mi querido suegro que era corto de piernas por lo tanto tenia siempre sus” partes” fresquitas) eso por la mañanas porque por la tarde abrían las compuertas de la presa y ya te podías ahogar, además corriendo a retirar las cosas bajo las mesas, ahora estamos en la mañana por lo tanto llegar desde la orilla hasta donde te cubría un poco casi tenías que coger un taxis.

El terreno era de piedras pequeñas puntiagudas, salías y entrabas al rio como si en vez de haber piedras hubiera pirañas ,a mí me gustaba observar desde la costosa mesa, y veías a los bañistas entrar o salir al rio como si en el fondo del agua hubiera lava de un volcán, no solo los vaivenes de los pies sino las caras los gestos, los ojos incluso las caídas sobre todo las parejitas que el varón quiere ayudar a su pareja y al final se caen los dos y empujando con su caída pues a los que están al lado mirando el paisaje o pensando (joder valla bañador que me ha comprado la parienta me esta grande y se me salen por un lateras las “canicas y el pinganillo”) pero así era ese rio el más cercano de la capital excluyendo el Manzanares ese rio si tenía problemas si se te ocurría meter los pies podías sacarlos más negros o guarros de cómo los tenias ,pero este rio era en la capital y ahora estamos en un pueblo llamado Escalona y además en el rio Alberche, así que los niños lo pasaban pipa pero nosotros llegábamos a casa con los pies destrozados, espalda y cara escocida del sol, abones del picado de los familiares de las moscas, cuando terminas de comer junto a nuestras amigas las moscas, que también estaban pasando el día como nosotros.rio_alberche

Incluido claro está a nuestros vecinos, que los tenías tan cerca que les tenías que pedir permiso para pinchar tu ensalada, había otros problemas que tenías que solucionarlo como pudieras, me refiero hacer tus necesidades fisiológicas (caca y pis) sin que nadie te vea, tenías tres soluciones una hacer caca en el rio descartado porque si andabas ligerito se mezcla con el agua que también tenía color y podía haber alguien buceando y claro peor si estas un poco estreñido soltar un “brazo gitano” que también tendría problemas no solo el que buceara sino el que estuviera viendo el paisaje dejara de mirar a los pajaritos y al bajar la vista viera flotar el pájaro con el nido incluido flotando, y dos irte a algún lugar del campo que era como el desierto parecía que el paisaje fuera un cuadro, arboles altos sin ramas ,total tendrías que llevarte al equipo para que vigile y aun así aunque te agaches te verían el flequillo y el “ruido” agacharte y por último ponerte el tapón de la garrafa y descargar en casita, o en el patio si éramos muchos y primero las damas.

Dentro de todo lo que quedaba de tarde ya comiendo aparecieron unos nubarrones, con ganas de jodernos la tarde en aquella época 1972 aprox. llovía más que ahora eran nubes pasajeras pero matonas con más agua que el rio, lo que nos faltaba teníamos todos las vejiguitas llenas y el culo taponado, recogimos como pudimos que siempre pasaba que cuando llegabas a casa siempre te faltaba algo o que tenías algo que no era tuyo, por la proximidad de los vecinos y lo metimos en el coche, llovía de una manera como si nos gustara, hay una cosa que nunca he entendido, cuando salimos de casa todo entraba en el coche los enseres la comida pero ahora la comida estaba dentro de nuestras mojadas barrigas, por lo tanto tenia que colocarse mejor las cosas pero no era cierto, en el maleterin, digo maleterin porque si le llamabas maletero, el coche se ofendía además como todos los minis de la época eran muy bajos tenía ruedas de balón o de “excalestri “.

Entramos a empujones, dios mío como llovía, salimos del lugar como pudimos despacito casi sin ver nada la lluvia era muy espesa, cuando llegamos a la carretera dirección a el pueblo y además con una pendiente considerable, desde el interior del coche veías bajar el agua como con rabia como si los vecinos la empujaran, bajaba con una fuerza y un volumen de litros que mirabas por detrás por dentro del coche y claro no veis nada más que cabezas le dije con cariño a mi suegra ¿puede girar usted un poco la cabeza para poder ver¿ no me hizo ni puto caso no sé si porque no me oyó por el ruido de la lluvia, porque estaba asustada o lo más acertado porque no le salió de las narices contestarme lo deje así, y vi por mi ventanilla que el agua bajaba como una catarata y además yo veía el agua casi a la altura de las ventanas, estábamos dentro del mini ligeritos de ropa, no nos dio tiempo a vestirnos del todo y decidimos como algunos parar el coche, freno de mano y a esperar a que escampe, apoyar la ruedecita al bordillo de la acera.

Pero ocurrió que mi querido y amado coche era demasiado bajito, junto con los que estábamos dentro (seis viajeros) todos muy cerquita el uno del otro comentando en el interior del mini, de cómo llovía risas y aquello de. Y MENOS MAL QUE ESTAMOS DENTRO DEL COCHE Y NO NOS MOJAMOS QUE SINO QUE HUBIERA PASADO, cuando de pronto por la palanca de cambio, entraba agua como un geiser que se frenaba en el techo, y nos caía a nosotros en la cabeza y resto del cuerpo, la madre que le pario al coche, salimos al exterior como pudimos porque era pequeño que sino tendríamos que salir …nadando, salimos al exterior seguramente nos mojaríamos menos, parecía que escampaba en el interior flotando todo como en un baño para bebes dentro del coche y era producido por la corriente de agua que por la pendiente bajaba con un caudal desmesurado, como si los vecinos del pueblo no la quisieran, total resguardados y dejando de llover, abrí las dos puertas del coche y salió el agua junto con la mortadela el pan para torrijas, media tortilla que me dieron ganas de darla un bocado pero salió tan deprisa que el bocado se lo di a la alpargata de mi suegro que la tenía desde cuando era joven y algún pimiento verde claro está todo aderezado con la ensaladilla rusa flotando, uno de mis hijos dijo;¿ papa puedo bañarme dentro del coche y bucear porque hay más agua que en el rio?.

Cabronazo de mi niño era igual de cachondo que su papa pero lo podía haber hecho porque por agua no habría problema. Total todos empapados menos mal que los nubarrones fueron comprensivos y les dio pena de las pintas que teníamos y debieron de decir “vamos a parar de llover que sino esa gente y el dedal de coche que tienen aparecerían en la isla de Tabarca en Alicante”.

Y  así fue el agua y el resto se desalojó esperamos, limpiamos los asientos, el suelo y al cabo de casi una hora intente arrancar y el coche ,arranco como un señor con paraguas y bombín parecía que le iba la marcha y el agua claro, como era ingles pues no le importaba mojarse y antes de terminar de limpiar les dije a los “húmedos invitados” ¿porque no os vais a esa cafetería os aseáis y tomáis un café hacéis vuestras necesidades mientras yo seco todo esto? seguro que alguno pensaría si tenemos que esperar a que lo seque todo, mejor será venir mañana a buscarle, yo creo que no me oyeron porque cuando mire, solo vi el culo de mi suegro, entrando en la cafetería y los otros estarían medio sequitos, desocupados, y merendando no me importo, los héroes, siempre están…solos.

Sequé como pude todo el autito con las toallas, que luego pesaban un huevo y no me acuerdo donde las guarde……o no las guarde. Al cabo de hora y media montamos todos en el “coladero de agua “como era verano no hizo falta el aire estaba el coche, fresquito de cojones.

Él viaje de vuelta a casa de mis suegros lo hicimos calladitos, sin comentarios lo que si ganamos es que los “pies” no tendríamos que lavárnoslos en una temporadita. El coche, se portó bien no hubo problemas y pensé (veréis que siempre estoy pensando) como va a tener problemas un coche inglés, si en su país no para de llover….Estaba en su salsa y en homenaje a él le deje de llamar coche para llamarle……BALSA.

 BROMA A UN COMPAÑERO DE TRABAJO  

Cuando un compañero de trabajo más bien pesadito o sea un coñazo, te dice un día soleado !me he comprado coche nuevo! como si no lo supiéramos estaba todos los días y a todas horas con los catálogos a cuestas, algunos se le olvidaron en el retrete nos enseña los catálogos una vez y otra vez revistas del motor, con fotos del nuevo modelo renault R12 el suyo total el coche de su vida (y la de todos)pero esto no un día sino todos los día dos veces, como yo lo tenía cerca de mi mes pues ala la paliza a un servidor, no sé si para darme envidia o que no tenía otro tema de conversación, solo era coche, coche y coche.

Entonces fue cuando se me encendió la bombilla (de bajo consumo claro) y me dije este pájaro bien merece una bromita para que se acabe el martirio del R12. Llevaba con el auto de sus sueños aproximadamente dos meses y ya hacia un mes que nos decía !tengo que llevar mi coche a la primera revisión! yo le comente “con cara de besugo al horno” oye Raúl ¿es que te va el coche mal? dejo todo lo que estaba haciendo me miro a los ojos y me dijo, parece mentira que seas mi compañero y me digas esas cosas

El coche va de puta madre ¡ solo es la revisióRenault-12-SLE-121988031_2n que aconsejan en el catálogo que lo haga, ¡a bueno dije¡ como si nunca hubiera roto un plato (aunque recuerde no ha sido uno sino varios pero él no lo sabía) siguió diciéndome es algo maravilloso cuando me monto en él es como un orgasmo sin “culear ”(me dije OSTIAS ) continuo diciéndome llevo varios días sin dormir pensando que mañana tengo que dejarlo en el concesionario para que le hagan la primera revisión esa palabrita me sonaba.

A mí me dio la impresión que le gustaría estar dentro del auto noche y día hasta que terminaran, observe que estaba un poco nervioso porque no se dio ni cuenta que yo estaba de espaldas observando a una guapa compañera mientras se marcaba el rollo patatero y escuchando a los pajaritos, bien los de la calle o los de Luisito (tenia jaulas de pájaros en dos ventana que daban un coñazo que me prometí hacerle a ese una bromita) fue cuando aproveche el bajón que tenía “orgásmico” le puse la mano en el hombro (estaba tenso como un garrote ) y como si en el mundo no hubiera otro taller le comente con voz baja como la de un sacerdote ¿Oye Raúl me podías dar el teléfono y el nombre del encargado para llevar el mío departe de ti claro? eso fue como si a uno le dicen que guapo eres o que alto y resulta que eres bajo y de guapo pues mira seria toda una suerte, de su flamante agenda Renault me dio las señas, nombre el número de pie y cuantas veces hacia caca al día el tal Sr Ramírez que buena le caería con Raulito de las pelotas,  estaba orgulloso mi compañero de que yo lleve mi coche al que él lo llevaba ( vamos como si no hubiera otro en todo el mundo o alrededor) teníamos que haber soplado las velas por tal acontecimiento y nos despedimos los dos satisfechos, “uno con cuernos y rabo y el otro con túnica blanca y aureola en la cabezota y con una música celestial”.

Al segundo día de tener el coche en el taller mi pesadito “compi” casi no le vi o como estaba callado no me di ni cuenta, oía mas a los pajaritos que a él era por la mañana y la hora de la función o el día de autos, antes me cuide de decirle a Raúl que me iba a la calle a comprar unas cosas por si acaso, introduje sin que nadie se diera cuenta claro está, en uno de los despachos que siempre estaba vacío y cerca de la sala donde estábamos todos, marque el teléfono de nuestra centralita como si llamara desde fuera y salió la compañera ¿ dígame ¿ y la dije como si no la conociera, buenos días me pone con el Sr,Raul Sánchez y me contesta ¿de parte de quién? y yo como un demonio la digo soy el Sr. Ramírez de Renault ya me conoce ¡espere por favor¡

Al momento escucho a Raúl en el teléfono de su mesa, pobre hombre y además buena persona solo un poco bastante pesadito, bueno todos somos buenos hasta que nos tocan los “cataplines y yo empezaba a vérselos”.

Oigo por el auricular la voz temblorosa de Raúl. Hola Sr..Sr ( no se acordaba del nombre)y yo le digo le llamo de parte del encargado Sr Ramírez es que no se puede poner porque está él y mis compañeros con su coche, “diga” “diga” soy Raúl, ¿cómo dice usted? con voz ronca temblona es que casi no le oigo (pobre hombre pensé y estuve a punto de colgar pero me dije a lo mejor es peor tengo que seguir) le contesto, de parte del encargado me ha dicho que le diga a usted que su coche al pasarlo por el foso para ver los bajos el chico que lo llevaba que es un buen chico, calculo mal y se le fue un poco el volante y medio coche está dentro del foso y por eso no ha podido llamarle el jefe y que sepa que los daños que haya sufrido su coche que son bastantes que yo haya visto se lo arreglaran lo antes posible sin coste alguno entre el chapista, el pintor y el electricista y la grúa por estar encajado su coche en el foso, me a oído Sr Raúl silencio atroz y seguí ¡ Sr Raúl ¡ solo oí un quejido me pareció como el de un gato, un ruido como de algo que golpeara en el suelo y una voz alejada diciendo ¿pero qué te pasa Raúl a dónde vas tan deprisa? en ese momento quise decirle la verdad pero ya no estaba en el teléfono me hubiera “matado” me asome después de colgar y vi por el largo pasillo una polvareda como si hubiera derrapado un coche de campo través.

Debió de ser Raúl que iba camino al taller para “asesinar” al culpable o culpables, después de haber colgado el teléfono volví a mi sitio no antes de preguntar a un compañero por Raúl y me dijeron que no saben lo que pasaría porque se fue en camisa y ha dejado el bocadillo a medias, que todos sabíamos que eso era como dejar “la mujer o la pluma a otro” claro está en sentido priorativo (otro día si puedo les cuento cuando le escondimos el bocadillo y la que armo) pero es otra historia sigo con la bromita, la verdad es que no me encontraba bien no sabía a qué altura llegaría pero fue casi a las nubes y rogue,que no le pasara nada y nunca supiera que había sido yo.

Estuve todo el tiempo nervioso intranquilo mirando la doble puerta de la sala y llego aproximadamente a la tres horas, yo le mire de reojo como casi todos los compañeros pero yo más me conocía muy bien, llevábamos juntos cinco años entro en la sala como un toro cuando  sale al ruedo directo hacia mí, me engancho del cuello de la camisa(suavemente) por detrás y me di la vuelta(sin gafas por si acaso) y le digo con cara de vaca mirando al tren ¿qué te ha pasado tío? !que me pasa mamon tú lo sabes bien, tú has sido seguro que si te conozco pero no tengo pruebas, que si no te acordarías en toda tu vida de lo mal que me has hecho pasar !vamos Raúl cuéntame tu sabes que salí a la calle y he vuelto hace poco, pregunta a los demás ya verás lo que te dicen, rematando ¿pero que te ha pasado?

¿Qué, que me ha pasado? Pues que algún cabro  n   de la sala me ha gastado una bromita muy pesada con mi coche, y tú tienes todas las papeletas y ay entre como el toro de antes pero con las banderillas y estoque clavado, ¡cómo te iba yo a hacerte algo tan monstruoso ¡ y dijo pero si tu res un “mostró” algún compañero le dijo Carlos no pudo ser estuvo todo el tiempo en la calle y en su mesa este defensor debía de vender cupones por la tarde en la o.n.c.e.

Raúl se medió conformo porque sabía que su coche seguía estando precioso, agarro a su bocadillo lo guardo para otra ocasión, y estuvo todo el día calladito y yo también y ahí quedo todo. Pues aquí acabo todo él sabía que había sido yo y claro yo también, pero nunca se lo dije ni llego a saberlo lo que sí es verdad, muy a pesar mío que nuestra relación, fuera solo del trabajo porque del coche ni ….hablar.

Más tranquilos los dos pensé ¿cómo llegaría al taller? (él nunca dijo nada de lo que paso cuando salió de la oficina echando humo) ¿llegaría Raúl al taller preguntando a tumba abierta? Diciendo mi coche quiero ver al jefe de taller, quiero ver mi coche, mi coche, que han hecho ustedes con el “dios mio”si estaba nuevo, quiero ver a los responsables me imagino que le oirían en la oficina y en la calle, saldría el jefe Sr. Ramírez le saludaría le calmaría y le enseñaría su coche Renult R12 amarillo perfecto, lavadito brillante y su revisión terminada, después de abonaría la cuenta, que eso sí que era una broma costosa.

Creo que ganamos todos según los comentarios de mis compañeros, no se volvió hablar más del coche y el sufrido protagonista gano de un plumazo un coche como nuevo………su Renault R12 amarillo que disfruto de el muchos años doy fe de ello y también…..Nosotros.

 muetosderisa

BROMA A MI MEJOR Y  ÚNICO AMIGO

Este recuerdo lo hago con el cariño que se merecen estos dos amigos casados felizmente aproximadamente cincuenta años, a ellos va dedicado emitiendo nombres para evitar malos pensamientos, aunque me conocen saben que lo hago con cariño que se merecen y que pase lo que paso, siempre estarán en mi corazón.

De las tantas veces saliendo juntos los fin de semana,   juntos en el colegio, en la adolescencia solo nos separó la mili y los trabajos, actualmente nos separan 418 km.

Han evolucionado poco en sus costumbres, por suerte para ellos la mayoría de sus acontecimientos los hacen casi igual que cuando estaban solteros, los mismos lugares tiendas incluso viven en la misma casa que ellos compraron con todo su sacrificio, con los tiempos, qué vivimos es una proeza, él se jubiló en la misma empresa donde trabajaba su padre y hermano ,con el límite de años, total una pareja de encanto y personalidad..

Como yo llevaba en la sangre las bromas decidí hacerles una a ellos, para que sirva de recuerdo escrito en el futuro porque se merecen recordarlos aunque sea por medio de una bromita. Decidimos junto con otros amigos pasar un puente de fiestas, en la costa Murciana.

Una noche de verano fuimos a cenar a un jardín con baile y atracción (se me olvidaba esta parejita eran unos consumados bailarines siempre les gusto y les sigue gustando) en la sala de fiesta actuaba esa noche una bella jovencita, que imitaba a Rocio Jurado (otra cosa mariposa, se me olvidaba que eran, unos celosos de “muy señor mío” y de época algo exagerado según mi opinión, pero eran así y así morirán) sigo. aproveche ese pequeño “defectillo “que ya en varias ocasiones, habían protagonizado y de qué manera, esa noche y se lo comenté a los demás les pareció genial incluido las mujeres, que siempre suelen ser más remisas pero dieron el visto bueno a espaldas de las víctimas, antes de la cena salió a cantar la vocalista, “ostias”.

 risas

Si era guapa tenia buena figura y además era muy jovencita, ideal para que colaborara solo faltaba que se uniera al delito además la parejita sin saberlo, estaban colaborando para que la broma se hiciera lo antes posible, ella le decía a su amado ¡Tío ¿quieres de dejar de mirar a la cantante, de limpiarte la baba, de alargar el cuello y de sonreír¿! y el la decía ……¡Anda no seas tonta la miro porque canta de puta madre¡ yo conocía esa mirada y no era por cantar sino por lo “buena que estaba” le pregunte con segundas ?te ha gustado la canción hermoso¿ y me contesto ¿que canción?.

Estuvieron tirándose los trastos todo el tiempo durante la cena, sé que ya estaban calentitos porque cuando estaban normal, en sus comidas en la decía ¿te gusta cariño¿ y ella le contestaba moviendo los mofletes y enseñando los dientes rellenos con algo de grasa ¿Claro amor y tu ten cuidado con las espinitas? así se querían y se quieren como siempre

.Sigo en el lugar del delito, la “vocalista” tenía que seguir cantando después de la cena, por ello yo tenía que empezar a “trabajar sin respiro” salí al recibidor con la excusa de siempre ¡voy a hacer pis ¡(por cierto esta expresión no la contempla el diccionario de la real lengua española) lugar donde estaba la “rociera “junta a la barra del bar tomando un refrigerio (corto alimento que se toma para reparar fuerzas) sobre un taburete alto que enseñaba sus “pernetas”(con las piernas desnudas) en compañía de una señora bastante opulenta, que menos mal que ella no enseñara las mismas cosas que su hija.

Estaba junto a la cantante, pues como todas las madres, arreglándola el pelo y de paso cuando dejaba de acariciar la melena negra de su orgullosa hija, alargaba la mano y abrazaba el gran bocadillo de grasientos calamares con el tamaño de un pie de”GASOL”(jugador de baloncesto) acompañado de una jarrita de cerveza con el borde tocado de carmín, la guapa hija había terminado y limpiado los “morros” y me acerque como pude con sigilo(en estos casos es la palabra más adecuada)y las dije con cara de representante (por cierto no sé cómo es pero queda bien) buenas noches y que aproveche (claro esta no llegue a oír el eructo que en estos casos suele pasar llegaría tarde, pero haberlo seguro que los hubo viendo el tamaño del bocata y la gran jarra)

Señorita canta usted como los ángeles (yo nunca he oído a los ángeles y creo que nadie, pero con eso cortas el hielo, otra frasecita que se las trae “cortar el hielo”)la hubiera dicho también ¿oiga jovencita? a esta gorda que está a su lado que creo que va a reventar y además no sé dónde está sentada, porque su enorme culo no deja ver banqueta alguna, y se acaba de comer una “tranca” como la manga de un abrigo ¿será su guardaespaldas ? .Pero no se lo dije, y en su lugar me salió …esta “joven “es su hermana o su amiga, y la vocalista enseguida me corrigió sonriendo junto con la sonrisa de su abultada madre, con marcas del calamar,¡ no señor ¡ es mi mama.

Y un servidor con cara de “vaca mirando al tren” y de asombro junto a la de un pelota como un globo aerostático, la dije pues señorita cuide usted a su “mama” que se la pueden raptar(si el raptor o raptores llevan un camión) mire al volumen de la madre y estaba intentando cruzar las abultadas piernas, casi se mata la pobre mujer pero me sonrió junto con los restos de la grasita que quedaba de los famosos calamares fritos en la comisura de su pequeña boca, alargo la mano para coger mi saludo y levanto el “sobaquito”desprendiendo un olor que asta los boquerones en vinagre, las almejas del mostrador se pusieron de pies, para saludar al tal,”sobaquillo”

Yo sin respiración cambie de lugar(quise estar lejos de aquel lugar pero el deber no me dejaba)  y mirándolas con asombro las dije; quisiera abusar de su amabilidad y pedirlas un favor, sino les importa, ¡ usted dirá ¡ me dijeron las dos ¿tienen ustedes inconveniente?, en dedicarle una canción a mi amigo que está en mi mesa y es su mayor fan de la sala y es más, hemos venido desde Madrid para escucharla.

Porque nos dijo mi amigo que era usted y su madre, unas personas encantadoras (joder si me descuido las digo que si han ganado mis España) ella la cantante me contesto después de que su mama asentara con la cabeza, ¡ claro señor no faltaría más! su amigo es un señor con pelo blanco buena tripa que se le caía la baba y que la señora que tenia al lado le estuvo regañando todo el tiempo, casi me quedo de piedra (otra frasecita los españoles somos muy dichos con estas deducciones)

Pues si ese es y además ofrecerle una foto de las que nos han dado en la entrada, dedicada por usted (pensé Dios mío que este sola, porque si en la foto mete a su “mama“ en la postal sería como la hoja de un periódico) saco una foto de las cien que llevaría su madre en el bolsón, (quien sabe lo que metería  en un banquete), y ME DEDICO LA FOTO, sin poner nombre diciendo por indicación mía, para más inri (nada que hoy me ha dado por introducir frases hechas) Para mi admirador más fiel con el cariño que se merece y que nos veamos en un próximo “concierto “con cariño….!

NO me puso ningún pretexto y además el pelota un servidor, para terminar la faena como un torero entra a matar diciéndola; Si puede usted dedíquele la canción a él por favor, sin darle nombre y le entrega la foto que se lo merece, solo por la veces que nos ha hablado de usted y de su “mama” y la paliza que nos ha dado desde Madrid pra venir a verla (valla mentira que Dios me perdone) me perdonara porque mi amigo y su amada esposa y cuando todo paso y les conté como había sido se rieron donde me unos machetitos cariñosos en mis coloradas mejillas.

Ella la cantante orgullosa de que alguien la admire tanto, y se le caiga la baba y que su mujer le regañe era aumentar su “curriculum” profesional, accedió gustosa junto con su mama. Tengo que aclarar, que intente invitarlas y rechazaron, eran unas profesionales del espectáculo……y yo también. Cuando me despedí de ellas, eran dos pero con la madre de pies parecían tres la “mamagordi”, me dijo un poco alejado de su “sobaquina”

¡Debe de ser usted su mejor amigo porque lo que usted está haciendo por él no tiene precio, estará orgulloso su amigo de usted, gracias la dije, y me fui despacio hasta mi mesa de camino pensé( ¿que era yo su mejor amigo? que estaría orgulloso de su amigo, de lo que estaba haciendo, y por último que no tenia precio y yo me decía ¿de su mejor amigo y de que estaría orgulloso de mi? seria hasta este día y al carajo los años anteriores toda una vida por una broma… pero luego no fue así) y que no tenia precio pues para empezar mi flagelación fue dar órdenes de que la cena la pagaría yo pero, después no lo consintieron.Cuando llegue a la mesa todavía seguían murmurando, comentando entre ellos y los demás el porqué de los celos infundados, me dije ¡la que se va armar dentro de un momento ¡todos sabían algo pero lo que conseguí nadie excepto mi cómplice mi amada que pasaba de celos, los dos tortolitos uno de espaldas al otro. Empezó la funcion “nunca está mejor dicho”.

Apareció la Mata-hará de la canción la verdad es que era maja y ahora mucho más, pero al verla me pareció ver a mi hija por lo joven y guapa, todos calladitos…. y empezó la canción era un pasodoble muy famoso, iba cantando y recorriendo las mesas cuando se fue acercando a la nuestra, mi amigo seguía mirándola con pasión y mi amiga mirándole a él con gesto de cuando hay algo que no te gusta, se acercó la cantante se puso cerca de mi amigo entre su mujer y el, canto parte de la canción como si mi victima fuera su amado, le faltaba poco para terminar la canción y “zas”

LA FOTO encima de la mesa y cerca de la mano de su admirador número uno que la cantante tenia ese día, y el tapo la foto con su gran mano y con una pequeña reverencia y enrojecido, dio las gracias a la cantante que seguro se había olvidado de ese admirador tan mayor y además pensaría (me alejare del señor porque hay una señora al lado que tiene un cuchillo en la mano, con la grasa del cordero que se ha comido y que ha pagado el otro viejo….parlanchín).

Dios mío como ha podido salir todo tan bien, parecía un episodio sacado de una película de Gary GRANT soy un cabronazo, para la mujer de mi amigo pero para él fue un milagro un bombazo y una gozada para poder contar a todas sus amistades y familia, pero no todo es bueno para los dos el con la fantasía y ella con la tortura sin hablarle, él nos miró a todos con la foto dedicada en la mano, ¿pero que he hecho yo para merecer esto? nos decía con aires de conquistador tripón (pues mamon, primero tienes un amigo que es un cabronazo, segundo tus miradas te han delatado y por último es una BROMA) dejo la foto a su derecha su trofeo su prueba de sus “encantos masculinos” boca arriba tapándola con la palma de su mano, que parecía la tapadera de un puchero para ocho personas, sujetando la foto con fuerza como si fuese un billete de quinientos euros, tan injustamente desconocido por la mayoría de los mortales Europeos.

Pero y ella ¿cómo estaba que diría? con el barullo de nuestra parte no nos dimos cuenta de su ausencia ,su amada no estaba con las demás esposas que entraron en acción(aquí yo no intervine) fueron a buscarla casi asustadas era bajita pero con “mucha mala leche” (madre mía que frasecita seguro que sería un lechero cundo probo su propia leche) pensarían nuestras mujeres “bueno nuestras” esta ha ido con cuchillo en mano “engrasado” a buscar a su rival y defender su honor con un duelo sin. Piedad, pero la realidad fue que la mesa estaba recogida, solo estaban las copas de licor y las manchas de rigor en el mantel, vasos vacíos y además si se la hubiera ocurrido ir contra la cantante, cuidado con el muro su madre solo verla saldría corriendo, la pequeña esposa lo que paso fue que como todas a desaguar y aprovecho el momento glorioso de su marido en el retrete, para dedicarle no solo con la mirada sino con el regalito que soltó su estreñida esposa (no es que yo supiera ese problema de mi amiga sino por comentarios de ella misma lo exponía ) al momento de gloria que estaba viviendo el “adonis”.

Lo que sí estuvo claro que la noche de autos (digo de autos porque fuimos en tres autos) no fue como el de la boda, estuvieron de morrete sin hablarse pero sabíamos cómo eran ellos se querían a rabiar, mucho bla bla para llegar a la reconciliación como siempre, porque por lógica la mitad de los niños vienes después de una “reconciliación” .Por la mañana cariñitos y manitas nos dijimos porque son mayores que sino ya tendrían su regalo de cumpleaños la ropita del…bebe

.

Fuimos a la playa mis amigos los sufridos uno detrás de otro, parecían que estaban pegados entrando en el mar, cuando venía una olita el la aupaba cogiéndola de la cinturita bien por eso del cariño o bien por si se ahoga no era muy alta, fueron todo cariños…… fue maravilloso para mi sobre todo, se olvidaron de la broma pero yo no cuando se lo dije lo primero que dijo mi amigo fue  ¡ joder tío ¡ creía que a la tía le había gustado, lo segundo que con eso de la “reconciliación el “polvete”del mes lo adelante, no hubo rencores por ambas partes hasta la fecha.

Aprendimos todos que los amores de un día no son nada es vapor huele pero desaparcejando el ambiente limpio>>  Agárrate al amor verdadero el sincero, al que tienes porque con el serás…..MUY F

¿Y SI OS CUENTO?  COMO SE SUICIDARON ALGUNOS PERSONAJES  FAMOSOS  O  ESTRELLAS DEL CINE

Comenzare aclarando que alguno de estos personajes os sonara como lo hicieron, en otros casos lo ignoráis, algunos no los recordéis y otros los habéis olvidado, pues ahora es el momento y el día de que Risas de Alto Voltaje.com entre en acción y os de el “coñazo” por lo curioso, respetando como no puede ser de otra forma a sus familiares y como un ser humano que ha crecido en un mundo feliz, que ha convivido con otra persona, que a reído, que ha llorado de alegría e incluso ha llegado a pensar en un futuro con ilusión.

Y por causas que llega sin tu pedirlo y en un momento de tu vida adulta te hace pensar que no hay nada ni nadie que merezca la pena vivir, ya no ves el futuro solo el presente y ese presente te presiona, te angustia te da miedo y te deprime, llegando a sentirte solo o sola, no paras de pensar entre lágrimas secas de tanto usarlas, que tu vida ya no vale la pena sin lo que pretendías no pudo ser y piensas que en tu otro yo encontraras la felicidad con los ojos cerrados y eso si lo encuentras.

Antes de que ocurra el fatal desenlace,  hago una reflexión de cómo es posible que un ser humano pueda cambiar su vida al ser famoso, porque si no lo hubieran sido seguro que  estarían vivitos y coleando (siempre y cuando el destino dijera lo contrario) es posible que más de uno o una harían lo que nosotros estamos haciendo, recordarlos bien por su trabajo o por su suicidio….Descansen en PAZ.

LUPEZ VELEZ: Fue actriz, bailarina y vedette de teatros de revistas junto con su gran belleza que la abrieron las puertas del cine años veinte. Una pasión equivocada y su agitada vida sentimental la llevo al suicidio.

LUPE VELEZ

Nacida en San Luis de Potosí (México) el dieciocho de julio de  1908.

Falleció el trece de diciembre de 1944 en Beverly Hills (Estados Unidos.)

Su verdadero nombre era María Guadalupe Villalobos Vélez, media uno cincuenta y dos, su padre Jacobo Villalobos Reyes era el coronel de las fuerzas armadas a las órdenes  del dictador Porfirio Díaz, y su madre cantante de ópera (algunos decían de vodevil) llamada Josefina Vélez.

Lupe quiso conservar el apellido de su padre, pero el no quiso viendo con malos ojos su profesión, por ello utilizo el apellido  de su madre tuvo cinco hermanos, sus padres eran una familia muy importante vivían en una casa con sirvientes y buenos colegios donde aprendió el inglés que luego le valió para su carrera artística. Cuando llego la Revolución Mexicana y la muerte de su padre, tuvo que ponerse a trabajar para poder mantener a su familia.

Comenzó su carrera como bailarina cantante de vodevil en México, ya en Estados Unidos hizo su primera película el año 1927 llegando a ser una de las actrices más famosa trabajando con los actores de moda, llegaron a llamarla “Dinamita Mexicana” además de algún otro apodo.

Su vida sentimental estuvo marcada por una serie de polémicos amores como Charlot, Fairbanks, Gary Cooper, Tom Mix. etc. Se casó con Johnny Weissmuller (ver en el blog) y un amor de locura  con un actor de su país Arturo de Córdoba. Su tormentosa vida sentimental y amorosa junto con su imagen y popularidad, empezaría a decaer provocándola desfallecimientos, sus ingresos bajaron considerablemente entrando en un estado depresivo que la llevo al consumo de drogas y alcohol.

019El año 1944 se quedó embarazada según ella afirmaba de su ultimo amante Harald Maresch (actor bello pero poco famoso) y ante la negativa por parte de él, de no casarse decidió que su vida no tenía sentido, tenía treinta y seis años y tomo la decisión  muy pensada de suicidarse pero no así como así, sino hacerlo  al estilo Azteca.

La última noche de su vida había quedado para cenar y pasar una velada maravillosa con sus amigos, sin saber ellos nada de su fatal decisión todo parecía normal, cenaron comida mexicana  en abundancia bebieron alcohol también en abundancia y consumieron droga, fue una noche extraordinaria, después de despedirse como siempre de sus amigos ignorantes de su pensada decisión a suicidarse, se dirigió a su casa a North Rodeo Drive (es una de las tres manzanas o esquinas de Beverly Hills).

Ya había decorado su habitación con anterioridad con cientos de ramos de flores y velas encendidas, se peinó, se maquillo como siempre lo hacía, se depilo con lentitud su pubis de manera que el bello tuviera forma de corazón, escribió una nota que decía “Estoy harta de vivir, de luchar por todo, me siento muy cansada y triste”.

Se tomo setenta pastillas de tranquilizantes “seconal” (que se usa para el tratamiento del insomnio o como sedante ante de la cirugía) se tumbó en su cama boca arriba completamente desnuda y espero con reposo a los efectos mortales de las pastillas.

comida mexicanaPero la cosa no salió como ella hubo deseado, la combinación de los alimentos picantes de su tierra, reaccionaron al revés y la espabilaron según dictaminaron los forenses. La asistenta entro en la habitación por la mañana y vio las velas apagadas, la cama vacía con síntomas de haber estado tumbada, vio un reguero de vomito que iban hacia el cuarto baño abrió un poco más la puerta y encontró a Lupe con la cabeza semi metida en la taza del retrete aparentemente muerta.

Parece ser  según los forenses y la prensa, el exceso de comida excitante la bebida junto con la droga, hizo una reacción a las pastillas que a media noche se despertaría sobresaltada producto de sus vómitos en su cama y medio inconsciente por los efectos de las pastillas se dirigió al baño con intención de volver a vivir y vomitar lo que le quedara, entre arcadas y vómitos resbalo con sus propios vómitos entrando en el baño y fue a golpearse la cabeza con él  lavabo en la que la dejo inconsciente cayendo  sin sentido dentro de la taza del wáter y allí según el informe policial  murió ahogada entre sus vómitos y el poco agua que había en el fondo del inodoro

Según un periódico local que tuvo acceso, pudo ver la cara de Lupe que tenía un aspecto horrible, debido al gran golpe con el lavabo, que junto con su excesivo maquillaje desfigurado por el agua no quedaba rastro de su bello y exuberante físico.

arturo de cordobaComo ocurre con todos los que son famosos, las situaciones y las noticias cambian de rumbo, una de las noticia afirmaba que Lupe, encontró a su antiguo amante el actor Arturo de Córdoba con su actual novio y padre del niño Harald, ambos juntos en la cama (y no haciendo crucigramas). Temerosa de ser madre soltera y que su formación religiosa no se lo permitía, decidió suicidarse y esta noticia perece ser que coincide con las de los demás.

Además según cuenta dicha noticia, ninguna persona que hubiera tomado tantas pastillas de “seconal” era imposible levantarse de la cama y menos llegar al baño, por lo tanto el autor libre de esta noticia también expuso que su doncella la encontró muerta en el lecho de su cama. Ahora nos toca a nosotros determinar cómo fue yo más bien creo la primera porque eran noticias de la policía y forenses y la otra puede ser algo de sensacionalismo aprovechable en la tirada de ejemplares del periodista en cuestión.

Pobre Lupe Vélez vivió intensamente su vida, pero su inestabilidad emocional, su fuerte temperamento, su fogosidad amorosa, su fuerte personalidad y con un carácter dominante, impulsivo y absorbente junto con su forma de querer,  siempre salirse con la suya la ayudaron junto al desengaño amoroso a cometer su propio suicidio y arrepentirse en ese fatal momento queriendo ser otra vez ella y volver a encontrarse, la verdadera y única……….. LUPE VELEZ.

 estesi